José Nicolás Medina  Fuentes

Punto de vista

Por José Nicolás Medina Fuentes
💬 0

Brigadistas con mascarillas: siembra de áreas comunes

Las máscaras han tenido diversos usos y propósitos a través de la historia. Por lo general cubren toda la cara. Se han utilizado para fines ceremoniales, simbólicos, sociales, políticos, religiosos, artísticos, costumbristas, salubristas, entre otros. 

La mascarilla, más reducida, cubre boca, nariz y hasta los ojos, y ha sido utilizada para fines salubristas. 

El propósito de este escrito es motivar una reflexión sobre la mascarilla o máscara en estos tiempos de pandemia y crisis. Y cómo esas prendas necesarias pueden ser utilizadas para fines trascendentes de solidaridad humana. 

Se me ocurre que para darle simbolismo podría haber personas, sobre todo juventudes, con máscaras que identifiquen los seres más solidarios que haya tenido nuestra historia. Y para mencionar algunos: el maestro de niños de todas las razas Rafael Cordero, el padre de la patria y médico en primera fila durante el cólera morbo Ramón Emeterio Betances, el generador y promotor de conocimientos más ilustre Eugenio María De Hostos, nuestro Cristo Negro y Apóstol de la libertad Don Pedro Albizu Campos, el poeta nacional y prócer Don Juan Antonio Corretjer, la poetisa nacional Julia de Burgos,  la luchadora sindical y feminista Luisa Capetillo, el atleta de mayor trascendencia de nuestra historia Roberto Clemente, el mulato y hombre más poderoso de nuestra historia Miguel Enríquez, el tenor de los reyes Antonio Paoli, y así héroes y personajes destacados de nuestra nacionalidad de la isla, diáspora, municipios y barrios que encarnen los valores de la solidaridad y servicio a los demás, que han dado gloria eterna a nuestra nación boricua. 

Escoja la juventud su mascarilla o máscara, con el nombre impreso, que es más sencillo, o silueta dibujada que sería más complicado, para designar los nombres de sus brigadas alimenticias o salubristas solidarias en esta hora aciaga de nuestra historia. 

Se me ocurre que tal vez uno de los propósitos de tales brigadas de enmascarados que honran podrían ser aquellas dedicadas a darle uso agrícola alimenticio a nuestras áreas comunes. Germinar semillas y sembrar árboles de mangoes, cítricos, panapenes, aguacates, guineos, entre otros en aceras, espacios y parques públicos. Convocar caravanas y brigadas equipadas con herramientas, materiales y arbolitos para acudir a sembrar en calles y caminos comunes públicos de nuestra tierra. Para promover la autosuficiencia alimentaria, otras para ayudar a las brigadas que distribuyen alimentos. Resalto por el momento las brigadas a cargo de rescatar y sembrar las áreas propiedad común de flora alimenticia. 

Lanzo estas ideas al viento a ver si alguien las acoge y las instrumenta, que es lo más importante. Porque sugerir ideas es más fácil, es un guame como dicen en mi barrio, ponerlas en vigor y que se conviertan en eventos trascendentes es lo más difícil y digno de reconocimiento colectivo.

Otras columnas de José Nicolás Medina Fuentes

viernes, 8 de mayo de 2020

Brigadistas con mascarillas: siembra de áreas comunes

Uno de los propósitos de las brigadas de enmascarados podría ser darle uso agrícola alimenticio a nuestras áreas comunes, haciendo germinar semillas y sembrando árboles, escribe José Nicolás Medina Fuentes

💬Ver 0 comentarios