Natalia Gómez

Punto de Vista

Por Natalia Gómez
💬 0

Buen registro de seguridad en vacunas contra la influenza

Cada temporada de influenza es diferente y la infección por el virus de la influenza puede afectar a las personas de distintas maneras, pero millones de personas contraen la influenza cada año, cientos de miles son hospitalizadas y miles a decenas de miles de personas mueren por causas relacionadas con la influenza cada año. 

La influenza es una enfermedad respiratoria potencialmente grave que puede llevar a la hospitalización y desarrollo de serias complicaciones de salud. Neumonía, bronquitis, sinusitis e infecciones del oído son algunos ejemplos de complicaciones relacionadas con la influenza y en algunos casos, incluso puede provocar la muerte. 

La mejor forma de prevenir la influenza y protegerse es a través de la vacunación anual contra este virus. Según los Centros para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) está demostrado que la vacunación tiene muchos beneficios tales como disminuir a la mitad el riesgo de enfermedad por este virus, así como agravamiento de condiciones crónicas de salud, prevenir ser hospitalizado e incluso reducir el riesgo de muertes relacionadas con la influenza.

Las vacunas contra la influenza hacen que los anticuerpos (tipo de proteínas producidas por el sistema inmunológico que nos defienden contra diversos agentes infecciosos o cuerpos extraños que invaden nuestro cuerpo) contra este virus se desarrollen en el cuerpo aproximadamente dos semanas después de la vacunación. Estos anticuerpos brindan protección contra la infección por los virus incluidos en la vacuna. La vacuna contra la influenza estacional lo protege contra los virus de influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes la próxima temporada. La mayoría de las vacunas contra la influenza en los Estados Unidos brinda protección contra cuatro virus diferentes de la influenza ("tetravalente"); un virus de influenza A (H1N1), un virus de influenza A (H3N2) y dos virus de influenza B.

Todas las personas a partir de los seis meses de vida en adelante deben vacunarse contra la influenza cada temporada. Especialmente aquellos con alto riesgo de desarrollar complicaciones graves a consecuencia de la enfermedad tales como: niños menores de 5 años, adultos de 65 años y mayores, mujeres embarazadas, personas con condiciones crónicas como asma, diabetes, enfermedades cardiacas, VIH/SIDA, cáncer, entre otros.

Es importante reconocer que las vacunas contra la influenza tienen un buen registro de seguridad.  Se han realizado amplias investigaciones que respaldan la seguridad de la vacuna.  Así como también, se aclara que la vacuna contra la influenza no puede causar la enfermedad. Las vacunas contienen un virus inactivado, lo que significa que los virus ya no son infecciosos y por lo tanto no puede enfermarlo.

Aseguresé de proteger su salud y la de su familia contra la influenza. Para más información consulte a su médico. También puede visitar el portal ¿dónde me vacuno? o www.flumaraton.com 

Otras columnas de Natalia Gómez

💬Ver 0 comentarios