Mayra Montero

Tribuna Invitada

Por Mayra Montero
💬 0

Burocracia, no: es gobernanza

El representante José Enrique “Quiquito” Meléndez, en un relámpago de lucidez, ha dicho una verdad como un templo:

“Es muy difícil oponernos si queremos que el dinero llegue”.

Se refiere a los fondos federales para la reconstrucción del país, y al presunto “coordinador” federal a cargo del proceso, que no es un “zar”, ni un enlace, ni un vigilante. Es mucho más que eso: es el equivalente a un mandatario, un administrador financiero que determinará asuntos cruciales.

Cuesta mucho, sobre todo en política, plantear los hechos al desnudo. Pero llega un momento en que a los ciudadanos hay que hacerlos conscientes de la realidad en que viven.

Desde hace meses, desde noviembre al menos, la condición para liberar cientos de millones de dólares en fondos federales, a fin de tratar de reconstruir todo lo que quedó maltrecho luego del huracán, es la de que un funcionario nombrado por la Casa Blanca se encargue de la supervisión y el uso que se le da al dinero. 

Esa condición fue puesta en conocimiento del gobernador Ricardo Rosselló, de su gabinete, de la legislatura y de la comisionada residente, Jenniffer González. Todo lo demás son trivialidades y rodeos. Y especialmente, teatro. El teatro consiste en hacer ver el asunto como una idea de González, y a Rosselló y sus ayudantes como opositores, alegando que no desean más burocracia. 

Yo les diría que no se tienen que preocupar por eso, que burocracia no será. Será gobernanza.

Han tratado de preparar a la opinión pública para cuando se haga el anuncio. Pero no la preparan bien, no explican con suficiente claridad por qué los fondos han tardado, cuál es el dilema en las múltiples reuniones que se han celebrado en Washington, entre funcionarios de aquí y de allá. Sé que es de humanos patalear un poco, y la administración de Rosselló ha tratado de que ese control federal no sea muy férreo ni muy obvio. Pero el dinero es dinero, el que lo pone pide garantías, y es inevitable que el que lo reciba, acate. Mientras más rápido se acepte eso, más rápido se podrá seguir adelante.

Claro que habrá quienes sostengan que los Estados Unidos vienen obligados a desembolsar esos fondos —miles de millones entre una cosa y otra— y a permitir que las autoridades locales, legisladores y alcaldes entre otros, vayan administrándolos de acuerdo a las necesidades que ellos mismos identifiquen. Pero no es cierto. Técnicamente, no están obligados a nada. No hay ley que le impida a Washington retener los fondos y apelar a la fiscalización, los monitoreos y otras acciones que sin duda van a alterar el curso tradicional del manejo financiero en la Isla. 

La Junta de Control Fiscal no puede con el día a día de los desembolsos, y para eso van a nombrar un equipo, un “coordinador”, que como ven es palabrita que suena más gentil que síndico general. 

Los que la han puesto en China, sin embargo, son los líderes del Partido Popular, una “cúpula” que se reunió el pasado domingo en la plazoleta del Banco Gubernamental de Fomento. Allí clamaron que lo del nombramiento de un funcionario federal a cargo de los fondos para reconstrucción es culpa de “la falta de credibilidad que tiene la administración de Rosselló”.

¡Pero miren quién habla! Con los escándalos que arrastran ellos (recuérdese el derroche de millones en las expropiaciones del Corredor Ecológico), y lo mucho que han tenido que ver con el endeudamiento del país, ¿cómo se atreven a insinuar que el Partido Popular sí concita la confianza de la Casa Blanca? 

El único que tiene su mente clara, parece mentira, es “Quiquito”. Este legislador ha dicho: “Es difícil oponernos si queremos que el dinero llegue”. 

Y dígalo usted, mi general. La administración de Trump no soltará los fondos hasta que el “coordinador” no esté sentado frente a su escritorio, atento a los números, tachando barriles de tocino y plazas para incrédulos.

La alternativa ya saben cuál es. Supongo que no tengo que decirla.

Otras columnas de Mayra Montero

lunes, 8 de abril de 2019

La olla de las avaricias

La escritora Mayra Montero expone que el Departamento de Educación de Puerto Rico tiene que ser sacudido de arriba abajo

martes, 2 de abril de 2019

Las renuncias de Keleher y Pesquera

La escritora Mayra Montero sentencia que tras la renuncia de Julia Keleher y Héctor Pesquera no se van a reabrir escuelas ni habrá menos violencia

viernes, 22 de marzo de 2019

La vida imaginaria

La escritora Mayra Montero expresa que en el anuncio de Carmen Yulín Cruz a la gobernación no hubo alusión al sacrificio, a la soberanía, a la autosuficiencia alimentaria, al trabajo o a la austeridad

miércoles, 13 de marzo de 2019

El status y la fábula

La escritora Mayra Montero cuestiona por qué no se plantea lo que sería una ruta económica y educativa hacia la emancipación, antes de discutir el status político

💬Ver 0 comentarios