Ángel Collado Schwarz

Tribuna Invitada

Por Ángel Collado Schwarz
💬 0

Cambio de roles en el Caribe

En cuestión de meses a partir de 1989, el bloque soviético se desplomó. La propia Unión Soviética se dividió en varios países, la muralla de Berlín se derrumbó y el Pacto de Varsovia se disolvió. Nadie hubiera pronosticado la velocidad de los eventos que desfiguraron lo que había tomado siglos en armar.

Con el aterrizaje del Air Force One en La Habana, arribó simbólicamente una nueva era en el Caribe. Los roles de Puerto Rico y Cuba con Estados Unidos comenzaron a invertirse.

Curiosamente, el Departamento de Estado federal anunció en Twitter la llegada de Obama a Cuba usando las banderas de Estados Unidos y Puerto Rico.

El proceso del cambio comenzó hace unos años con reuniones secretas entre Estados Unidos y Cuba. Mientras esto sucedía, Puerto Rico ignoraba los mensajes de los tres informes del Presidential Task Force on Puerto Rico Status ordenados por los presidentes Bill Clinton y George W. Bush y, finalmente, las declaraciones del procurador general, Donald Verrilli, representando a Barack Obama.

Los eventos y el trato del presidente Obama durante su reciente visita a Cuba contrastan dramáticamente con el trato indigno que han estado recibiendo todos los políticos puertorriqueños en la metrópolis en su gestión de resolver la crisis de Puerto Rico iniciada por el mismo Congreso y Wall Street.

La historia de Puerto Rico y Cuba ha transcurrido en carriles paralelos. Las únicas dos islas caribeñas totalmente hispanas fueron visitadas por Cristóbal Colón a finales del siglo XV y colonizadas por los españoles a principios del siglo XVI.

Para finales del siglo XIX se habían convertido en las dos últimas colonias españolas en América. Ambas participaban activamente en el Partido Revolucionario Cubano-Puertorriqueño ubicado en Nueva York, inspirados por José Martí y Ramón Emeterio Betances, y se adoptaba la bandera monoestrellada con colores invertidos para cada isla.

A raíz de la Guerra Hispanoamericana, ambas islas quedan bajo el control de Estados Unidos hasta la Revolución Cubana en 1959. Cuba, con su entrada a la Guerra Fría, se convierte en la ficha soviética del tablero de ajedrez geopolítico, y Puerto Rico, en la ficha estadounidense.

Terminada la Guerra Fría y en un mundo donde países comunistas se convierten en aliados y socios de Estados Unidos, Cuba establece por primera vez una relación digna entre iguales.

A raíz de la nueva relación entre Cuba y Estados Unidos, Cuba ha desplazado a Puerto Rico como el “shining star of the Caribbean” y la isla caribeña favorita de los Estados Unidos.

Recientemente me comentaba un importante expolitico y diplomático latinoamericano en Nueva York que los hermanos Castro han desplazado a los tradicionales aliados anticomunistas latinoamericanos. Comentaba: “Se han convertidos en los favoritos en Washington y se evita cualquier tipo de confrontación que pueda descarrilar el camino diplomático trazado”.

La lista de corporacionesestadounidense prestas a invertir en Cuba es impresionante. Las ayudas que Estados Unidos acabará dando a Cuba, como a otros países soberanos, sobrepasará el total de la famosa deuda pública impagable de Puerto Rico.

Mientras Cuba se sube al tren que tomaron los países comunistas como China y Vietnam de establecer una relación estrecha con Estados Unidos, el territorio no incorporado de Puerto Rico busca un liderato político con visión e imaginación para salirse de esquemas obsoletos e irreales en un mundo inmerso en cambios geopolíticos.

¿Llevará la nueva Junta de la metrópolis al Puerto Rico de principios del siglo XX, mientras miles de puertorriqueños logran la estadidad en los Estados Unidos?

¿O estará el gobierno permanente estadounidense enviando un mensaje de que el futuro de Puerto Rico descansa en una alianza con Cuba y en estrecha relación con Estados Unidos?

En 1893 la poeta sangermeña Lola Rodríguez de Tió escribió: “Cuba y Puerto Rico son de un pájaro las dos alas, reciben flores o balas sobre un mismo corazón”.

Otras columnas de Ángel Collado Schwarz

jueves, 30 de agosto de 2018

La colonia 120 años después

El profesor Ángel Collado comenta un ensayo sobre la relación colonial de Puerto Rico con los Estados Unidos, escrito en 1998 por el exsecretario de Justicia, José Trías Monge, y destaca la pertinencia de esa reflexión al presente

jueves, 26 de julio de 2018

El Senado federal y Puerto Rico

El profesor Ángel Collado Schwarz cuestiona: ¿surgirá un detonante que convierta a Puerto Rico en una prioridad para la poderosa institución política del Senado federal?

jueves, 28 de junio de 2018

La importancia de los comerciantes

El profesor Ángel Collado Schwarz expone la importancia de promover el mercantilismo local, creando o fortaleciendo empresas nativas que contribuyan al desarrollo económico, gestión ausente hasta el momento como opción para paliar la crisis y reducir la dependencia de fondos federales

💬Ver 0 comentarios