Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Canelo por fin pelea como mexicano

Con Canelo aún sucede algo rarísimo: es más querido por los mexicanos que residen en Estados Unidos que los nacionales, debido en gran medida a su estilo usual de contragolpeador, y no a la agresión constante que es tradicional de sus compatriotas.

Sin embargo, irónicamente la noche del sábado se reinventó ante Golovkin, que siempre había combatido mexicanamente y en esta ocasión pasó la mayor parte en retroceso sin dejar de usar su punzante jab, que no le bastó para conservar sus tres cetros medianos al perder por decisión mayoritaria en un pleito muy parejo y emocionante de principio a fin.

Tal como había dicho, Canelo salió a noquear o a ser noqueado, agrediendo unos 25 minutos de los 36 completados. Y aunque Golovkin demostró técnica depurada, no logró imponer su típica embestida y pegada de mulo, salvo en el 11, que acarició el KO con dos derechazos, quedando en el aire si fue una táctica de su entrenador Abel Sánchez, o, si por el contrario, se vio obligado por el ataque casi suicida del ahora rey de las 160 libras.

La paridad fue lógica porque Golovkin conectó más golpes, pero con 156 jabs, con solamente cuatro al cuerpo por 46 de Canelo, que también dio más de los llamados potentes, según Compubox de HBO, lo que obviamente empujó a los jueces Dave Moretti y Steve Weisfield favorecer a este último 115-113.

Por su parte, Glenn Feldman, apuntó 114-114, al igual que muchos cronistas boxísticos, incluso a Dan Rafael de ESPN al que consideran actualmente el non plus ultra, y que había escogido a Golovkin para vencer de forma unánime.

Ya yo había afirmado que en una riña atrancada el triunfo sería para Canelo por su mayor atracción, y máxime cuando en el primer compromiso hubo pocas dudas de la victoria de Golovkin, y prevalecieron las tablas para proteger al ahijado de Oscar de la Hoya.

En fin, ya se hornea la tercera edición para el 4 de mayo de 2019, y es casi seguro que se repita la historia porque el dólar estadounidense en el pugilismo tiene una efigie de Canelo y no de George Washington.

Otras columnas de Chu García

lunes, 20 de mayo de 2019

¡Wow, qué pegada tan bestial!

Uno es japonés y chiquito, el otro, estadounidense y grandote, pero ambos tienen forrados sus puños de TNT, y el sábado sus rivales quedaron tan anestesiados que parecía que estaban en un quirófano.

viernes, 17 de mayo de 2019

Manny vs Naoya: choque de trenes

Hace unos años, se perfilaba siempre al boxeador japonés como kamikaze, muy dado al ataque suicida. Pero últimamente se han transformado, en su mayoría, y son más efectivos técnicamente, con pegada dura y conservando su valentía ancestral.

miércoles, 15 de mayo de 2019

Wilfredo Gómez dejó salvar a Salvador Sánchez

Sin embargo, Gómez no tan solo entrenó a medio pocillo, empezando en Ponce en un gym que Rafy Serrano le habilitó, acuertelándose además en el hotel Holiday Inn, sino que le menospreció al ser testigo de un triunfo de Sánchez sobre su coterráneo Nicky Pérez, en julio, por decisión unánime, pero sin esforzarse, lo que él estimó que no tenía suficiente talento para derrotarle.

💬Ver 0 comentarios