Esteban Pagán Rivera

Prórroga

Por Esteban Pagán Rivera
💬 0

Carlos Arroyo: inmune al paso del tiempo

En lo que fue su tercer partido en igual número de noches, Carlos Arroyo desafió el tiempo por sus Cariduros de Fajardo en el partido de eliminación ante los Capitanes de Arecibo la noche del martes.

Por momentos parecía que estábamos viendo al Arroyo teenager haciendo de las suyas con los Cangrejeros de Santurce a finales del pasado siglo, comenzando lo que sería una de las carreras más fructíferas que ha tenido un baloncelista puertorriqueño.

Pero no. El Arroyo del martes, y el que brilló esta temporada en el Baloncesto Superior Nacional (BSN), recién cumplió 39 años el pasado 30 de julio. El martes, con la carga física de un tercer juego corrido, anotó 24 puntos en lo que fue un memorable partido y esfuerzo de su parte, aunque los Cariduros fueron superados en tiempo extra por 107-102.

Mientras veía el partido por televisión, no podía dejar de pensar en que Arroyo tiene 39 años, a pesar de que sigue jugando como si fuera más joven. Y es que muchos hemos crecido en el deporte viendo a Arroyo en cancha por los pasados 20 años —tengo 32 años—, y todo lo que hace parece completamente normal.

Sin embargo, a sus 39 años, normal no es. Arroyo fue el tercer mejor anotador en la serie regular con un total de 564 puntos, para promediar 16.1. O sea, 21 primaveras después, casi iguala los 16.9 que promedió con 17 años en la campaña de 1997.

En esta temporada, lideró a los Cariduros en puntos, además de aparecer en 35 de los 36 encuentros de los fajardeños. Según las estadísticas del BSN, jugó 1,141 minutos, que es una media de 32.6 por encuentro. Nadie jugó más que él en Fajardo.

Además de Arroyo, los otros jugadores que completaron el top 5 de los mejores anotadores del BSN en la campaña regular fueron Reyshawn Terry (835), Brandon Costner (668), Ysmael Romero (558) y Ángel Vassallo (555). El promedio de edad de estos cuatro jugadores es de 31 años.

Queda claro que a Arroyo le queda mucho más por aportar en el BSN. Para las próximas temporadas, quizás, el próximo paso sería dosificar su tiempo de juego para alargar su carrera deportiva.

No sé qué pasa por la mente de Arroyo en estos días. De seguro está la decepción de no poder jugar la semifinal. Pero desconozco si ya se ha puesto una fecha para colgar las tenis. Si lo ha hecho, no la ha dicho públicamente.

Carlos, solo te pido que cuando tomes la decisión de no jugar más, lo avises con tiempo. Te mereces un tour de despedida por las canchas del BSN, y que en cada coliseo se te pueda dar un aplauso de agradecimiento. Estoy seguro que hasta tus máximos detractores sabrán reconocer que como tú han pasado pocos atletas en la historia del básquet boricua.

Otras columnas de Esteban Pagán Rivera

jueves, 20 de septiembre de 2018

El deporte juega su rol en la recuperación del país

El pasado enero, cuando aún no tenía energía eléctrica en mi hogar tras el paso del huracán María unos cuatro meses antes, me fui al estadio Hiram Bithorn en una de mis tardes libres.

jueves, 13 de septiembre de 2018

El encanto de las ventanas de FIBA

Cuando hace un par de años la FIBA anunció que cambiaría su formato de clasificación a su Mundial a uno de “ventanas”, muy parecido al que la FIFA usa en el fútbol, fueron muchos los que pusieron el grito en el cielo.

💬Ver 0 comentarios