Orlando Parga

Tribuna Invitada

Por Orlando Parga
💬 0

Carmen Yulín ante el camino para valientes

Nuestro partidismo es fuerte e inflexible.  Sus dirigentes usan al estatus político como camisa de fuerza para amarrar al disidente o estigmatizarlo de traidor, atrapando en cofre ideológico la conciencia electoral de su militancia.  Eso explica las deficiencias que muestra el sistema bipartidista, el continuismo de muchos funcionarios electos y el desencanto del pueblo con las instituciones políticas.

La disidencia, no obstante a esos obstáculos, ha dejado huella profunda en la historia.  José Celso Barbosa no titubeó cuando Luis Muñoz Rivera pactó la Carta Autonómica con el partido monárquico español; la cuestión de principios no le dejó espacio para contemporizar y al día siguiente de enterarse, fundó el partido Autonomista Ortodoxo.  Lo mismo hicieron en su tiempo y espacio Rafael Martínez Nadal, Miguel Ángel García Méndez, Luis Muñoz Marín, Francisco M. Susoni, Gilberto Concepción de Gracia, Roberto Sánchez Vilella, Luis A. Ferré, Hernán Padilla, entre otros que, frente a riesgos y zozobras, por diferente razón o motivo, escogieron romper con sus partidos y montaron tienda aparte.

Ese paradigma hoy asoma al miembro más antiguo de la partidocracia puertorriqueña.  El “alma perdida” de que habla la hija fundadora del PPD, Victoria Muñoz Mendoza, emotivamente describe que han convertido ese colectivo en maquinaria con único objetivo de competir por el control del presupuesto gubernamental.  La corrupción ha sido el denominador de su administración pública.  La burbuja de autogobierno del ELA se le esfumó sin conmoverlo, y la única encomienda de corte ideológico asumida por el PPD los pasados años se ha limitado a parar los avances de la estadidad en contubernio con las entidades de ultraderecha más sombrías de Washington.

Bajo ese panorama de tétrico desgaste institucional, la única luz de rescate a los antiguos ideales del partido fundado por Muñoz Marín proviene de la alcaldesa de San Juan Carmen Yulín Cruz.  El camino en perspectiva es difícil e impredecible.  ¿Se atreverá?

Otras columnas de Orlando Parga

jueves, 15 de noviembre de 2018

Rosselló, hay que sacar la garrocha

El exsenador Orlando Parga señala que, para revertir la percepción negativa, la Administración de Ricardo Rosselló tiene que ejecutar y producir resultados

jueves, 8 de noviembre de 2018

Washington, “we have a problem”

Tras las elecciones de medio término en Estados Unidos, Orlando Parga analiza el saldo de la votación y cuestiona si es la presidencia de Donald Trump lo que nos define como americanos

martes, 30 de octubre de 2018

Por qué no votaré por los republicanos

El exsenador Orlando Parga admite su decepción con el Partido Republicano, reitera su rechazo a Donald Trump y plantea por qué no votaría a favor de candidatos de ese partido en las elecciones del próximo 6 de noviembre

miércoles, 24 de octubre de 2018

Tiempo de reforma electoral

El exsenador Orlando Parga señala que es imperativo reconstruir el costoso andamiaje electoral de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios