Luis Toro Goyco

Tribuna Invitada

Por Luis Toro Goyco
💬 0

Carmen Yulín: entre el PPD y su ideario

En las elecciones celebradas en Puerto Rico en noviembre de 2016, los electores colocaron a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto como la líder del Partido Popular Democrático (PPD) de más alto rango con mayor apoyo electoral. Ello a pesar de que en el pasado cuatrienio Carmen Yulín reiteró con sus palabras y sus actos lo que es: libre asociacionista, pro Asamblea Constitucional de Estatus y defensora de los oprimidos y las causas justas. 

Sin embargo, el partido en que milita, el PPD, incumplió su promesa de convocar a una Asamblea Constitucional de Estatus durante el cuatrienio que terminó el 31 de diciembre de 2016. Además, ante la soberbia de los tres poderes constitucionales de Estados Unidos, cuando este reveló su engaño a nuestro pueblo y al mundo entero confesando que la aprobación de una constitución en 1952 no cambió en nada nuestra relación colonial, que desde 1898 hemos sido y seguimos siendo un territorio no incorporado, que le pertenecemos, pero no somos parte de ellos, el PPD rehuyó asumir su responsabilidad histórica de defender la dignidad y el patrimonio de este bendito pueblo nuestro.

Carmen Yulín, con su valentía cy entereza de carácter, demostró una vez más lo que antes nos enseñaron figuras ejemplares del soberanismo como Rafael “Churumba” Cordero, don José Aponte de la Torre y Willie Miranda Marín y que hoy nos siguen enseñando alcaldes de la talla de Pedro García, Isidro Negrón, Ramón  Hernández, Josean Santiago y Jorge Estévez y muchos otros a todo lo largo y ancho de Puerto Rico. 

Aquellos antes y estos ahora nos enseñan que cuando un funcionario sujeto al escrutinio del pueblo asume la defensa de la dignidad y el patrimonio de nuestro pueblo, de las causas justas y los oprimidos, nuestro pueblo los apoya con su voto.

Pero una parte del alto liderato tradicional del PPD no aprende ni quiere aprender de esas lecciones. Hace décadas que dejó atrás el ideario de patriotismo y justicia social que le dio origen.  Se acostumbró al acomodo fácil, a las prebendas del imperio, a lo que ellos llamaron lo “mejor de dos mundos” y se olvidó “del esfuerzo propio y la ayuda mutua” que le sirvió de guía en sus orígenes.  Pensándolo bien, no es que no aprenda ni quiera aprender, es que no se atreve a aprender por miedo a perder su acomodo,  las prebendas, “lo mejor de dos mundos”.  

No hay rosa sin espinas. El electorado premió a Carmen Yulín por su valentía y la fidelidad de su obra a su ideario, reeligiéndola a la máxima posición de su ciudad patria. Pero la colocó en la difícil disyuntiva de tener que escoger entre el PPD y su ideario. Su continuidad en el PPD tiene el nada despreciable atractivo de su candidatura a la gobernación en 2020, pero el grave obstáculo de su ideario. Carmen Yulín puede ser la candidata del PPD en 2020, pero sin Libre Asociación, sin Asamblea Constitucional de Estatus, sin lucha en la calle. Si Carmen Yulín quiere Libre Asociación, Asamblea Constitucional de Estatus y lucha en la calle, tendrá que dejar atrás la estructura del PPD y atraer a la gente popular que piensa como ella. La lucha será dura, nada le garantiza su elección a la gobernación en 2020, pero sí la gloria de estar a la vanguardia de la lucha por la liberación de la patria junto a un abnegado grupo de luchadores.

Carmen Yulín, tuya es la decisión.

💬Ver 0 comentarios