Mayra Montero

Punto de vista

Por Mayra Montero
💬 0

Carmen Yulín: ver venir la noticia

La gran noticia de esta primera parte de la encuesta de El Nuevo Día no es noticia: Carmen Yulín Cruz ya no es viable como candidata, ni para las primarias del PPD, en junio, ni para las elecciones generales de noviembre.

Una serie de factores han contribuido al limbo político en que se desenvuelve, y del que le va a ser dificilísimo escapar.

Lo que el huracán María ayudó a cimentar, tal parece que la cola del propio meteoro —ese pasar la página— se lo estaría llevando. La alcaldesa de San Juan tuvo su momento. Dio la impresión de que iba a tomar la capital federal por asalto, se enfrentó al mismísimo presidente, fue portada de varios medios estadounidenses, pero no se dio cuenta de que el incienso del espectáculo es efímero —la televisión americana, más— y que hay una contradicción muy clara entre los alardes de soberano arrojo, y la fascinación total por la metrópoli.

Luego, mantuvo a la gente en ascuas con su decisión política, todos haciendo cábalas al respecto de qué lado iba a caer. No apareció en el acto de creación de un movimiento alternativo, ya olfateaba el desdén. Si hubiera tenido asesores más astutos, hubiera comprendido que la puñalada trapera estaba servida. El movimiento Victoria Ciudadana la echó a un lado, o le dio a entender que tenía que ponerse en fila, que es peor. El caso es que la ningunearon, a ella y al impulso estratégico y mediático que pensó que le reconocerían.

Volvió al Partido Popular con el rabo entre las piernas.

Poco la ha ayudado su presencia en la política de la metrópoli. Aunque Bernie Sanders sea un candidato progresista, jamás ha sido enfático en que le dará a la isla la soberanía. Él es parte de un engranaje que tiene a su nación como norte. Ni siquiera ha rectificado su posición alegadamente “despistada” sobre las leyes de cabotaje, que en algún momento dijo desconocer, y cuya discusión sigue eludiendo a conveniencia. Y es porque los sindicatos más poderosos de los Estados Unidos no quieren ni oír hablar de ningún cambio que nos libere de los estatutos abusivos. La alcaldesa de San Juan se ha vuelto más distante cuanto más se ha dejado encandilar por los laureles de los homenajes, y por la guinda del pastel que es como absurda: su puesto de copresidenta del comité electoral de Bernie Sanders. Pura vanidad colonial. Una cosa es el respeto por la población, la cultura y los políticos íntegros de la nación dominante, y otra muy distinta sentirse parte de ellos, y no perder ocasión de demostrarlo.

Han tenido éxito sus detractores en convencer a una buena parte de la población de que la alcaldesa nunca está, o va y viene demasiadas veces, y que vive más pendiente del éxito de su candidato preferido allá, que de los trastornos de la ciudad que languidece aquí. 

El ascenso de Bhatia es circunstancial, como quien dice, un ascenso por relevo. Al quitarse David Bernier y perder empuje la alcaldesa, los ojos se han vuelto hacia el apacible, eterno candidato. No es un advenedizo, y ha sabido esperar lo que por carambola puede que le llegue ahora.

Pero nadie se mueva, falta una eternidad. Ante los resultados de la encuesta, ¿quién asegura que no surgirá otro candidato, o que convenzan al inconvencible? Y luego, los primeros meses de 2020 serán decisivos en esta especie de cubito rubik de la melancolía. La encuesta tiene un aire melancólico.

Por último, tanto los que han subido como los que han bajado, deberán tener presente lo que nos deparará la Junta de Control Fiscal, más las decisiones de la jueza Laura Taylor Swain. Ni se les ocurra no contar con eso.

Otras columnas de Mayra Montero

jueves, 7 de noviembre de 2019

Dios me dijo, ¡entérense!

Los encuestados podrían favorecer a un partido que vaya en pos de una transformación. ¿Pero qué transformación puede traer un “líder” que no dice cómo se las arreglará con los bonistas y con los bancos que acatarán los dictados de los tribunales?, argumenta Mayra Montero

miércoles, 6 de noviembre de 2019

PNP: la sopa trémula de lo seguro

Mayra Montero plantea que queda la interrogante sobre Wanda Vázquez. No porque ella cambie de parecer, sino porque a Washington le empezaría a resultar segura la opción de la continuidad. ¿No vieron lo fácil que la Junta llegó a un acuerdo para aflojar el bono?

domingo, 3 de noviembre de 2019

Recursos Naturales: desde lejos la corrupción

¿Qué ha cambiado ahora? Reconozcámoslo: se intenta crear un ambiente de escarmiento, desconfianza mutua entre los funcionarios públicos. Qué bueno. Todo se graba o se averigua, dice Mayra Montero

💬Ver 0 comentarios