Félix Jiménez

Buscapié

Por Félix Jiménez
💬 0

Carne con carne

La vida requiere mantenimiento, y mantener el deseo de mantenerla resulta a veces un amarguísimo trago, un caos total. Peor aún, puede despertar un desespero incontrolable. En estos tiempos, con el espectro de posibles carencias en el futuro casi inmediato, se puede actuar o se puede negar que así sea. Y negar lo obvio no es aconsejable.

Y no se puede negar que entre necesidades y deseos, en estos momentos hay que ir primero por las necesidades. Dicho y hecho. Adiós por el momento a aquella camisa que te encantó, y a aquel perfume, y a la silla que se vería bien en tu sala. No hay tiempo, no hay dinero, no hay emoción por esas inutilidades en estos momentos en que ni un abrazo bien dado se puede dar.

Pero, ay... hay algunos que han adelantado el tiempo, se han adelantado mentalmente, han viajado en su imaginación y se han colocado en noviembre, en diciembre. Están tristes, molestos, furiosos. Quizás - han leído, han escuchado y ya han penado por ello – llegue a faltar algo que siempre está en todas partes, algo esencial, si bien no para la vida misma, para su disfrute, y no estará tan disponible como ahora: la carne. La carne querida. La carne comible. La carne.

La verdad es que adelantar preocupaciones por lo que no podemos controlar es siniestramente banal. Todos en algún momento lo hemos hecho.

Pero esta vez, en estas circunstancias, es cruel comenzar a sufrir y a protestar porque en Miami la libra de carne, si se encuentra en un supermercado, cuesta once dólares, once por libra y quizás se encarezca más porque hay que procesarla en plantas calurosas con muchos empleados en espacios reducidos que se han enfermado y han dejado el trabajo o han sido temporalmente excusados porque están en el hospital. Y han cerrado las plantas.

Duele el comentario de humorriqueño que leí de un conocido de Miami, “ahora no me digan que vamos a tener Navidades sin lechón”. La tragedia es la enfermedad, no las papilas gustativas. La tragedia no es que no puedas celebrar tu carne con carne.

Otras columnas de Félix Jiménez

jueves, 21 de mayo de 2020

Días de fiesta

Aquella maestra nos enseñó que teníamos que deshacernos en los días, descubrir, describir, desvelar, deshacernos de los miedos y que la vida nos recompensaría, recuerda Félix Jiménez

sábado, 9 de mayo de 2020

Carne con carne

La tragedia es la enfermedad, no las papilas gustativas. La tragedia no es que no puedas celebrar tu carne con carne, reflexiona Félix Jiménez

jueves, 23 de abril de 2020

Distanciamiento… y tanto tacto

Félix Jiménez reflexiona sobre la pérdida del ejercicio del sentido del tacto a la que nos ha forzado la pandemia mundial del coronavirus

viernes, 10 de abril de 2020

Paz y ciencia

Félix Jiménez reflexiona sobre los amigos, la paz y el aburrimiento en estos tiempos de pandemia y encierro

💬Ver 0 comentarios