Orville M. Disdier

Punto de Vista

Por Orville M. Disdier
💬 0

Casos positivos: los próximos pasos

Confirmados los primeros casos de COVID-19 en Puerto Rico nos corresponde preguntarnos ¿y ahora qué? Es importante concentrarnos en los próximos pasos desde el punto de vista epidemiológico. 

La primera recomendación es el establecimiento de un sistema de vigilancia epidemiológico activo. Un sistema de vigilancia epidemiológico implica la recopilación, análisis y la diseminación de datos relacionados a la salud, con el fin de planificar, implantar y evaluar programas de salud pública. Este tipo de sistema debe ser sensitivo, específico, representativo, oportuno, simple, flexible y aceptable. Aún cuando la explicación de cada una de estas características requiere un espacio mayor, podemos adelantar que un sistema de vigilancia tiene que ser práctico, pero sobre todo rápido y efectivo.

El asunto más importante es que se tiene que hacer de inmediato. Esto porque cada segundo que pase sin que Puerto Rico cuente con un sistema de vigilancia activo para COVID-19 podría representar nuevos contagios y eventualmente muertes asociadas. Pero la buena noticia es que necesariamente no hay que empezar de cero.   

El documento publicado por la Organización Mundial de la Salud, titulado “Report of the WHO-China Joint Mission on Coronavirus Disease 2019 (COVID-19): 16-24 February 2020” expone una serie de recomendaciones técnicas y epidemiológicas muy importantes. En la ciencia es esencial aprender de las experiencias de otros y construir sobre esos conocimientos.  

Específicamente, uno de los textos del documento señala lo siguiente: “Gran parte de la comunidad mundial aún no está preparada para implantar las medidas que se han empleado en China para contener el COVID-19. Las medidas que ha implantado China son las únicas que, hasta ahora, han probado ser efectivas para interrumpir o minimizar las cadenas de transmisión entre humanos. Lo fundamental de estas medidas es el establecimiento de un sistema de vigilancia epidemiológico extremadamente proactivo, que detecte los casos de inmediato, que permita un diagnóstico muy rápido y promueva el aislamiento inmediato de los casos; además, debe permitir el seguimiento riguroso y la cuarentena de contactos cercanos”. Un último punto que menciona el escrito es que el sistema de vigilancia debe tener un grado excepcionalmente alto de comprensión y aceptación por parte de la población.

En el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico contamos con los expertos en epidemiología, bioestadística, demografía y en salud pública, necesarios para colaborar con el Departamento de Salud y con la gobernadora de Puerto Rico en estas gestiones.


Otras columnas de Orville M. Disdier

jueves, 19 de marzo de 2020

COVID-19 versus otras epidemias

No es la primera vez que los humanos nos enfrentamos a una epidemia, pero ¿cómo compara el COVID-19 con otras del pasado?, cuestiona Orville Disdier

sábado, 15 de febrero de 2020

El índice de precios y la matrícula escolar

El aumento en los precios de los libros y el cuido, entre otros, está relacionado a una tendencia de baja de la matrícula estudiantil del sector público, dice Orville Disdier

sábado, 25 de enero de 2020

El coronavirus y la transparencia de la información

A diferencia de otras epidemias del pasado, hoy los conocimientos científicos han avanzado mucho y la información es más rápida, eficiente y transparente, escribe Orville M. Disdier

💬Ver 0 comentarios