Astrid Díaz

Tribuna Invitada

Por Astrid Díaz
💬 0

Caza huracanes

Vivimos en la “autopista” de los huracanes. Vienen directo al Caribe como fenómenos naturales a los que le llamamos desastres, cuando no estamos preparados.

La visita del avión caza huracanes a Puerto Rico, el próximo 28 de abril, en Roosevelt Roads, como parte de un programa educativo del gobierno federal, que envía el avión a islas caribeñas y a la costa Este de Estados Unidos, procura crear conciencia de que se avecina la temporada ciclónica, a partir de junio.

Mi experiencia participando en este tipo de actividad es que la educación al pueblo es la mejor herramienta que le podemos brindar para prepararse y actuar. En la actividad, las familias pasan un día ameno de aprendizaje, mientras conocen las funciones del avión del Departamento de la Defensa de EE.UU. Quienes acuden también se nutren de información provista por otras entidades y profesionales que participamos orientando al país.

La importancia de los datos recolectados por el avión, cuando penetra un ciclón, son en función del ser humano, no solo en cálculos matemáticos. De esta forma, los meteorólogos pronostican y los arquitectos e ingenieros diseñamos edificaciones seguras. Es un junte de profesiones en servicio para crear comunidades resilientes, seguras, preparadas y fomentar familias tranquilas y protegidas.

De hecho, así surgió la escala de huracanes Saffir-Simpson, que clasifica los ciclones tropicales según los daños a las estructuras, no al revés. No se trata de una escala de vientos sino de potenciales daños que estos causarían. El ingeniero Herbert Saffir la desarrolló en los años 60, mientras pertenecía a una comisión de las Naciones Unidas dedicada al estudio de las construcciones de bajo costo en áreas propensas a huracanes. Según datos históricos, cedió la escala al Centro Nacional de Huracanes cuyo director Robert Simpson añadió los efectos del oleaje e inundaciones.

Este año la temporada de huracanes que se avecina nos va a encontrar en pleno proceso de reconstruir a nuestro país. Nos espera un tiempo retador en el que demostraremos nuestra fuerza de pueblo. Si grande han sido los sufrimientos tras María, más grande es nuestra voluntad de seguir en pie.

Otras columnas de Astrid Díaz

viernes, 14 de septiembre de 2018

Campanazo a un año de María

A un año del paso del huracán María, la arquitecta Astrid Díaz expone que, para avanzar en la reconstrucción, más allá de varillas y cemento, necesitamos voluntad, humanismo y patriotismo

viernes, 24 de agosto de 2018

Terremoto

Al documentarse nuevas fallas en nuestra zona, la arquitecta Astrid Díaz aboga por crear un Mapa de Zonas Sísmicas que guíe el diseño, el uso del terreno y la preparación de planes de emergencia más específicos

jueves, 9 de agosto de 2018

Construir sin destruir

Astrid Díaz resalta el valor de la arquitectura como herramienta para preservar nuestra historia y cultura, a la vez que crea ambientes urbanos que elevan nuestra calidad de vida

viernes, 27 de julio de 2018

Un millón de casas inseguras

La arquitecta Astrid Díaz argumenta sobre las ventajas de observar los códigos de construcción de viviendas

💬Ver 0 comentarios