Gazir Sued

Buscapié

Por Gazir Sued
💬 0

Censo 2020, ¿para qué?

Usted está obligado con fuerza de ley a entregar la información requerida para el Censo federal. No es opcional y no hacerlo acarrea consecuencias penales. La cosa debe ser seria, ¿no? Veamos. La razón que dan es que los datos del Censo “ayudan a decidir cómo se distribuyen más de $675 mil millones de fondos federales a los estados y a las comunidades”. Y esto, en principio, no parece mala idea, ¿verdad? 

Sin embargo, el cuestionario oficial solo recoge información, en parte superflua e inútil y, en parte, sospechosa. Principalmente porque no recoge nada sobre las condiciones económicas (ingresos, situación laboral, etc.) y, no obstante, sí se interesa marcadamente en registrar el “origen” y la “raza” de cada persona… 

Más allá de la apariencia fraudulenta de este negocio y de las interrogantes que levantan las omisiones de su cuestionario como la (in)utilidad de las preguntas seleccionadas, al final hay un encasillado que deja una opción alternativa a los entrampamientos raciales y los simulacros de inclusión étnica y racial (que curiosamente diferencian a las personas por procedencia étnica (país de origen) y color de piel (raza). En él, quizá debamos escribir que somos originarios del planeta Tierra y, aunque a veces nos avergüence decirlo, que pertenecemos a la raza humana…     

Y de paso, quizás notificarle al gobierno federal que la constitución de su colonia insular prohíbe el discrimen por raza. No sé, quizá hasta les parezca una buena idea copiar el texto… 

En fin, que la posibilidad de justeza en cuanto a la distribución y acceso a esa partida de las riquezas “nacionales” no reside en las diferencias de “origen” y “raza”; sino en reconocer las diferencias abismales entre clases sociales; una de ellas, la mayoritaria, cada vez más empobrecida, si no explotada, desposeída de oportunidades laborales dignas, y despojada de derechos humanos fundamentales…

💬Ver 0 comentarios