Ibrahim Pérez

Tribuna Invitada

Por Ibrahim Pérez
💬 0

Centros 330, cuidado primario-preventivo ejemplar

Puerto Rico ha sido muy afortunado en haber levantado 20 exitosas corporaciones 330 desde 1971, financiadas parcialmente por fondos federales, siempre cumpliendo cabalmente con los requisitos y estándares de cuidado exigidos. Ya sirven a 49 municipios, emplean sobre 2,300 personas y brindan servicios a 340,000 beneficiarios, 80% de ellos médico-indigentes.

Los centros 330 se rigen por principios de salud pública y exhiben una gran modernidad estructural, administrativa y tecnológica.

Nuestro colectivo de 20 corporaciones ocupa la segunda posición con mejores indicadores de calidad entre todas las jurisdicciones de Estados Unidos.

Los indicadores de calidad de los 330 superan por mucho a los del resto de los IPA de nuestra reforma de salud.

Diecinueve entidades 330 entonces existentes sobrevivieron el tsunami que desde 1994 arrasó con los Centros de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) que había en cada pueblo de Puerto Rico. Y afortunadamente, esos 330 dijeron presente para dar continuidad al cuidado médico primario, preventivo, integral y coordinado muy accesible a la gente que los CDT antes prestaban bajo un mismo techo, un cuidado médico ejemplar que nos elevó a la posición 14 del mundo en expectativa de vida en 1970.

La reforma mutiló aquel insustituible cuidado primario-preventivo sobre el que se debe sostener cualquier buen sistema de salud. Significó el abandono de la promoción de la salud y de los buenos estilos de vida. De ayudar a mantenernos saludables, a enfermarnos menos, a requerir menos uso de sala de emergencia y hospitalización.

La reforma sacó al médico primario del CDT y lo envió solo a una oficina privada, con apenas una secretaria. Eliminó de su alrededor los múltiples servicios de apoyo que complementaban su cuidado médico (nutrición, educación en salud, trabajo social, planificación familiar, dental, laboratorio, farmacia, otros). Además, los puso a riesgo económico.

Hoy, esos IPA de médicos solos, sin apoyo de un equipo de profesionales, practican una medicina predominantemente curativa para quien busca servicios cuando se enferma. No convocan para el mantenimiento de su salud al 30% de sus beneficiarios.

No hay servicio primario-preventivo en todo Puerto Rico comparable al de los centros 330. Sugerir su eliminación es absurdo. Es quitarle lo mejor que sostiene a Mi Salud.

Lo que sí debería hacerse es transformar los otros IPA en modelos integrados a imagen y semejanza de los 330. Solo así Mi Salud podría lograr mejores resultados y costar menos.

[email protected]

Otras columnas de Ibrahim Pérez

miércoles, 13 de marzo de 2019

La salud al son de cada vecindario

El doctor Ibrahim Pérez argumenta sobre las cualidades de los sistemas de salud en algunos de los 50 estados de la nación norteamericana, según el modelo de medición desarrollado por United Health Foundation

💬Ver 0 comentarios