Joel Acevedo

Buscapié

Por Joel Acevedo
💬 0

Cerebros presos de un sistema rígido

Dislexia, Déficit de Atención o Problemas Específicos de Aprendizaje, entre otros términos, son utilizados frecuentemente por profesionales de la conducta humana para referirse a condiciones diagnosticadas por lo general a algunos menores en sus primeros años de vida.

Tales diagnósticos dictan un mapa bastante certero de indicadores y posibles conductas asociadas.

No obstante, pueden servir para segregar y marginar niños cuyos sus cerebros sencillamente tienen una manera distinta de procesar la información. Esa diferencia debe ser identificada por los educadores, a quienes de antemano un psicólogo ha provisto el mapa sobre posibles conductas, para crear una estrategia que se ajuste a sus capacidades.

Los niños no saben que sus cerebros son distintos, y que eso no los hace menos. Solo, en mi opinión, los convierte en especialistas de un estilo de procesamiento.

Ante el desconocimiento de cómo el cerebro procesa información, es más fácil segregar, discriminar y juzgar. En vez de admitir que el sistema de educación tradicional es unilateral, estático y rígido, resulta más fácil que otro haga que se adapten.

Al hablar de Dislexia nos referimos a que el procesamiento de información de letras y palabras es distinto entre la comunicación de los hemisferios cerebrales. Desde el fonema, (el sonido correcto de las palabras y las letras) y la velocidad de procesamiento hasta la comprensión de lectura, el cerebro requiere una sincronización de ambos hemisferios. En un cerebro disléxico esos pilares funcionan distintos.

Si hablamos de Déficit de Atención con Hiperactividad, entonces el procesamiento está más asociado entre el desarrollo de su corteza pre frontal y las regiones asociadas al control ejecutivo. Para cada diagnóstico hay un mapa de procesamiento de información diferente.

Pero, ¿tiene culpa la niñez de algo de lo que no tiene consciencia ni dominió sobre ello?

No pretendo que el niño no vaya a terapias, todo lo contrario. Solo planteó que ser flexible y explorar nuevas alternativas es deber del sistema de educación. Como expertos en el proceso de enseñanza y aprendizaje, deben reconocer que el cerebro humano no es estático sino dinámico es su obligación.

Otras columnas de Joel Acevedo

viernes, 22 de noviembre de 2019

Niños incomprendidos por la Policía

No tenemos que hacer un estudio científico para saber a ciencia cierta que los niños sometidos recientemente a un proceso policial seguramente no comprendieron el mismo, escribe Joel Acevedo

💬Ver 0 comentarios