Ramon L. Nieves

Tribuna Invitada

Por Ramon L. Nieves
💬 0

Cero fiscalización en la AEE

La politiquería y el colapso institucional han hundido al país en la desesperanza. Aún así, quedan instituciones que le han servido bien al pueblo. Una de ellas es la Comisión de Energía de Puerto Rico.

Sin embargo, la Comisión no ha logrado comunicar el gran trabajo regulatorio que ha realizado por el pueblo. Tal vez lo mismo pasa con otras comisiones reguladoras en Estados Unidos. Si les preguntan a sus familiares en la diáspora, tampoco sabrán qué hacen sus comisiones de energía. Pero eso no quiere decir que no funcionen. 

En sólo dos decisiones, la Comisión de Energía nos ahorró más de $760 millones a los abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE): al negar una petitición de aumento de luz por una aseguradora de bonos, de 4.2 cents kWh (cada centavo equivale a $170 millones, do the math), y ordenar reducir en 21% un aumento de luz de la AEE.

La Comisión de Energía creó reglas para facilitar la interconexión de energía renovable en casas y negocios. Además, sus integrantes aprobaron el primer plan integrado de recursos para planificar al sector energético del país. 

Al mismo tiempo, están fiscalizando a la AEE para evitar impulsen irresponsablemente el proyecto del Aguirre Gasport y trabajaron la primera revisión de tarifas energéticas, con amplia participación pública.

El organismo también ordenó los parámetros de lo que será una factura más simple y transparente para los abonados, reglamentó la “contribución en lugar de impuesto” entre los municipios y la AEE y creó el primer reglamento de microredes en todo Estados Unidos. El  documento está siendo comentado por la industria y por la prensa especializada. Todo, incluyendo procesar querellas de ciudadanos y compañías, lo ha hecho en apenas tres años de existencia, y a pesar de la resistencia de la AEE. 

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares, no obstante, ha anunciado un plan para eliminar a la Comisión de Energía. El primer ejecutivo alega que el gobierno ahorrará así $14.3 millones anuales, eliminando también a la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones (JRT). 

La Comisión de Energía se financia por una aportación de la AEE, y la JRT por un cargo a las compañías de telecomunicaciones. Eliminar a la Comisión de Energía y a la JRT no ahorrará un solo centavo al gobierno.

¿Por qué el gobierno de Puerto Rico quiere eliminar a la Comisión? Sencillo: para otorgar contratos energéticos a sus “amigos” desde La Fortaleza, sin fiscalización, y porque fue creada por un gobierno Popular.

Ante la peor crisis energética que ha sufrido nuestro país, la cual ha expulsado a cientos de miles de boricuas a la emigración, el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) pretende eliminar al único organismo fiscalizador de la AEE. Sin una Comisión de Energía independiente y robusta, la AEE debería rebautizarse entonces como el “Puerto Rico Whitefish Energy Company”.

Otras columnas de Ramon L. Nieves

💬Ver 0 comentarios