Carlos Rosa Rosa

Periodista

Por Carlos Rosa Rosa
💬 0

Charlie Montoyo: titán de corazón

Con apenas 17 años sudó el uniforme del equipo de su pueblo natal en el Béisbol Doble A, los Titanes de Florida, y como intermedista titular los ayudó a conquistar el primer y único campeonato en el 1982.

Con unas manos prodigiosas en el segundo cojín, el entonces narrador de los Titanes, Layo Hernández, llamó a Charlie Montoyo como el “Niño de Oro”. Producto de las pequeñas ligas de Florida, Montoyo se convirtió el jueves en el cuarto puertorriqueño en convertirse en dirigente en las Grandes Ligas. Fue nombrado como el nuevo piloto de los Azulejos de Toronto.

“Era un nene cuando jugó con Florida en la Doble A. Desde joven era un magnífico intermedista”, recordó ayer el exnarrador de los Titanes, Oscar Cruz. “Viene de una familia beisbolera. Su padre Félix jugó Doble A y sus tíos también”, agregó.

Al terminar la escuela superior, Montoyo optó por estudiar en Estados Unidos en Louisiana Tech University. En el sorteo de Novatos de 1987 fue reclamado por los Cerveceros de Milwaukee en la ronda 26. Y en el 1993, con los Expos de Montreal, hizo su debut en las Grandes Ligas. Su participación en las Mayores fue muy breve. Se limitó a cuatro juegos y cinco turnos al bate con dos hits para promedio de .400. Bateó un doble, remolcó tres carreras y anotó una. Sí tuvo una larga carrera en las Menores al acumular 1,028 partidos antes de retirarse en el 1996.

De inmediato, comenzó su carrera como instructor en las Menores con los Rays de Tampa Bay en 1997. Fue dirigente en diferentes niveles, incluyendo siete años en la filial Triple A con los Bulls de Durham, trabajando con el desarrollo de jugadores como David Price y Evan Longoria. Hace tres años fue ascendido al equipo grande como coach. Segú reportes de prensa, la habilidad de manejar la data en la organización de los Rays fue una de las principales razones para que los Azujelos optaran por el boricua. Además, uno de los principales prospectos de la organización es el dominicano Vladimir Guerrero, hijo, por lo que la presencia de un dirigente latino ayudará en el equipo.

La noticia del nombramiento de Montoyo causó “furor” en el pueblo de Florida, dijo Cruz. “Imagínate, Florida solo tiene como 15,500 habitantes… es un icono para nosotros”.

Otras columnas de Carlos Rosa Rosa

sábado, 9 de marzo de 2019

Es tiempo de reconocer a los entrenadores de baloncesto

Aunque hay que aclarar que no todos los técnicos activos en la actual campaña pueden formar parte de la asociación. Por ejemplo, Félix “Felo” Rivera no pertenece al grupo al figurar como apoderado de Fajardo y miembro de la Junta de Directores de la liga.

sábado, 2 de marzo de 2019

Las ventanas, el Mundial y Piraña Morales

Las ventanas. El nuevo sistema clasificatorio para el Mundial finalizó el pasado lunes con Puerto Rico y República Dominicana sellando los últimos dos boletos. Fue un proceso largo: inició en noviembre de 2017 y terminó en febrero de 2019. El combinado boricua sufrió y sudó, pero alcanzó el objetivo. Eso era lo relevante sin importar que lo hicieran en el último juego. Para Puerto Rico, el clasificatorio fue un éxito. Fue el país con el mayor apoyo del público en América con un promedio superior a los 8,000 fanáticos por juego. La Federación proyectaba cerrar con ganancias ascendentes a $200,000. El sistema fue positivo para el público al tener la oportunidad de ver al seleccionado en más de una ocasión en el año. Para las selecciones fue complicado al tener que confeccionar distintos planteles durante el año ante la falta de disponibilidad de jugadores. Algunas potencias con poca profundidad sufrieron para clasificar, y otras fracasaron como Eslovenia y Croacia.

sábado, 23 de febrero de 2019

El salvavidas a Felo Rivera

Digo la mayoría, porque no fueron todos. De los ocho apoderados con voto en la junta, dos de ellos no favorecieron el préstamo. El Nuevo Día supo que esos apoderados fueron los de Quebradillas (Roberto Roca) y de Arecibo (Luis Monrouzeau), los de mayor solvencia económica en la junta. Roca y Monrouzeau invierten mucho dinero para presentar un espectáculo de altura en sus respectivas franquicias y creo que ambos velan por el bienestar de la imagen de la liga y del producto en general. Ambos actuaron correctamente.

💬Ver 0 comentarios