Ismael Torres

Tribuna Invitada

Por Ismael Torres
💬 0

Cien años del Senado

Este próximo 13 de agosto de 2017, se cumplen cien años del momento en que Don Antonio R. Barceló abrió los trabajos de la primera sesión del Senado de Puerto Rico.

Al hacerlo, tras ser electo presidente, destacó la importancia del suceso en la historia política del país que había sido invadido y ocupado militarmente por Estados Unidos diecinueve años antes, un 25 de julio de 1898, bajo la promesa de traer democracia y prosperidad a la isla caribeña, cuyo objetivo principal era entonces el uso estratégico militar en la región, junto con Cuba.

Hasta antes de la creación del Senado, por virtud de la Ley Foraker de 1900, Puerto Rico tenía un limitado gobierno civil, con una Cámara de Representantes con limitados poderes y un gobernador y un equipo de trabajo a nivel ejecutivo y judicial nombrado por el presidente de Estados Unidos.

Esa situación había creado un ambiente hostil en la clase política puertorriqueña contra la presencia estadounidense en la Isla porque Estados Unidos había creado la impresión de que con su presencia se abriría el espacio político para que los puertorriqueños manejaran los asuntos de la recién adquirida colonia, término ajeno a su cultura política donde identifican a sus posesiones como territorios.

Ese periodo desde la invasión hasta mediados de los años treinta estuvo marcado por la creciente insatisfacción de todos los partidos políticos locales con el régimen existente, y por una enorme indiferencia por parte de Washington frente a la situación local.

Importantes líderes políticos de la época que habían hecho frente a las políticas del nuevo régimen como Luis Muñoz Rivera, José Celso Barbosa y José de Diego, murieron precisamente antes o poco después de la aprobación de la Ley Jones, lo que provocó transformaciones en los respectivos partidos que dirigían.

Con los derechos políticos en manos del gobierno estadounidense, Don Antonio R. Barceló abre los trabajos del Senado ese primer día, a las 10:30 de la mañana, y en su mensaje inaugural destaca que ese momento constituye "el inicio de una gran época, ...es ahora, por consiguiente, cuando debemos poner todo nuestro cuidado, toda nuestra atención , y toda nuestra alma para resolver con sensatez y cordura nuestros problemas, bien difíciles por cierto, en forma discreta y concienzuda, para probar así al gobierno metropolitano la eficiencia de nuestra labor y la solidez de nuestra preparación para el ejercicio del gobierno y para la vida de la libertad."

A Barceló le siguieron en la presidencia del Senado políticos destacados como Rafael Martínez Nadal, Luis Muñoz Marín y Roberto Rexach Benítez, cuya gestión marcó cambios importantes en el quehacer político puertorriqueño, con legislación importante y propuestas para una mejor gobernanza del país, dentro de los limitados poderes del territorio, como lo ha evidenciado la Ley PROMESA y su Junta Territorial de Control Fiscal que en la práctica ha suplantado al gobierno local.

Sin embargo, como han señalado algunos historiadores y estudiosos de esos periodos, hoy, como ayer, el liderato político puertorriqueño no da muestras de mucha visión, con pequeñas disputas, y sus partidos en vez de fortalecer su voz para denunciar el crudo estado colonial en que se vive, dedican la mayor parte de su tiempo creando condiciones para la disensión permanente y una seria enajenación sobre las realidades del momento.

Es así como, a  cien años de la creación del Senado, nos gobierna la Ley PROMESA que crea una Junta Territorial de Control Fiscal de siete miembros nombrados por el presidente de Estados Unidos y el Congreso federal con el propósito de "proveer un método al territorio cubierto (Puerto Rico) para que este logre responsabilidad fiscal y acceso a los mercados de capital".

Es necesario recordar que la definición de la palabra promesa va en términos generales desde una expresión de la voluntad de "dar o hacer por él una cosa" hasta en términos religiosos que se describe como "el ofrecimiento hecho a Dios, a la Virgen o a los santos de ejecutar una obra piadosa".

Otras columnas de Ismael Torres

domingo, 1 de octubre de 2017

Potenciales brotes después de María

El periodista Ismael Torres señala la preocupación sobre la salud y la higiene después del huracán, una tarea imprescindible por realizar

jueves, 28 de septiembre de 2017

A evitar las teorías conspiratorias

El periodista Ismael Torres reflexiona sobre cómo Puerto Rico enfrenta su reto más grande en más de un siglo tras el golpe del huracán María

viernes, 22 de septiembre de 2017

La radio y cuando volvimos a ser gente

El periodista Ismael Torres comparte vivencias de su participación en la cobertura radial durante el paso del huracán María por Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios