María de Lourdes Lara

Tribuna Invitada

Por María de Lourdes Lara
💬 0

Cinco mil millones para ser

Cinco mil millones de años. Más o menos ese fue el tiempo que le tomó a nuestro planeta, la única casa de toda la humanidad, llegar a ser un lugar habitable.

La materia prima que posibilitó que hoy haya vida en la tierra está a unos 13 mil millones de años atrás; luego de fuertes explosiones de estrellas a través de todo el universo.

Como diría el físico de la UPR, Daniel Altschuler: “somos hijos de las estrellas”. A los seres humanos nos tomó unos 200 mil años formarnos como seres “sapiens”, seres pensantes. Todos de origen africano y con una ascendencia que pobló el planeta.

Comparado con el origen del universo, argumenta el astrofísico, Neil deGrasse, la humanidad llegó en los últimos 15 minutos de esta cósmica historia. Es increíble que estos seres pensantes hayan sido capaces de usar su “sapiens” (capacidad de pensar) para destruir el planeta a tal punto de hacerlo inviable para su propia descendencia en menos de un siglo.

En una fracción de tiempo cósmico se destruye lo que tomó miles de millones de años construir. ¿Qué ser quedará de esta lucha por no ser?

Desde hace 523 años esta Isla permanece bajo el dominio colonial. En 1492 llegó el Imperio Español a conquistar y colonizar las hoy llamadas Américas. En Puerto Rico estuvieron hasta el 1898, cuando le fue arrebatada por el incipiente imperio de los Estados Unidos.

Ambos imperios hicieron lo que muchos otros: ser en función de arrebatarles la posibilidad de ser a los que dominan. Así son los colonizadores y así terminan los colonizados.

Toma su tiempo, y no siempre se hace a fuerza de rifle y espada. Ofrecen canicas de colores a cambio de collares de oro; seducen, manipulan, crean suspicacias y levantan cizañas entre paisanos. Luego de más de cinco siglos de imponer la colonia en la psique social de esta tierra, ¿qué ser quedará para luchar por ser?

La deuda que hoy derrota la administración pública en Puerto Rico se fue levantando hace más de 30 años. Cuando la colonia empezó a dar visos de que no era la panacea de las Américas; cuando el Estado Benefactor no lograba atender la necesidad de una pobreza que aún no ha sido erradicada; cuando el modelo económico mostró sus permanentes debilidades: las de nunca lograr un estado de situación que garantice la seguridad socio-económica de sus habitantes en todos los ámbitos de sus necesidades básicas.

Vivimos en una burbuja creada por el Congreso desde el 1948 hasta 1983 para demostrarle a la entonces Unión Soviética que eran menos colonizadores y más democráticos que ellos.

Alemania del Este fue la pantalla del comunismo Soviético y Puerto Rico fue la pantalla de la democracia Norteamericana. Ambos víctimas de una guerra fría que sólo dejó pobreza, dictaduras y mucha violencia. ¿Qué seres quedamos de toda esta absurda farsa?

Hoy, cuando estamos cerca de conmemorar los524 años de la llegada del Imperio Español al Nuevo Mundo, cuando algunos colonizados celebran la llegada de la Junta de Supervisión Fiscal para imponer un gobierno no democrático, cuando estamos a 27 días de celebrar el siguiente simulacro de participación ciudadana en un país ya destruido en muchos de sus cimientos; donde 8 de cada 10 niños viven en comunidades en estado de pobreza; sin la salud, sin educación, sin seguridad, sin la calidad de vida prometida por todos los imperios que han dominado estas tierras y este planeta, me pregunto: ¿qué tiempo nos tomará desaprender lo que hemos sido, para evolucionar a una humanidad capaz de convivir para ser?

Otras columnas de María de Lourdes Lara

jueves, 8 de noviembre de 2018

¿En qué invertimos nuestras resistencias?

La profesora María de Lourdes Lara argumenta sobre las concepciones del poder y cuestiona si los puertorriqueños combaten lo que nos destruye o lo que les fortalece

viernes, 5 de octubre de 2018

Concertación regional

La profesora María de Lourdes Lara defiende modelos de efectividad probada centrados en equidad, seguridad social, ambiental y de salud pública necesarios en la reconstrucción del país

viernes, 7 de septiembre de 2018

La última libertad humana

La sicóloga social comunitaria María de Lourdes Lara reflexiona sobre la importancia de conversar, con pausa y respeto, y de elegir por la humanidad en tiempos turbulentos de carencias y sometimientos.

💬Ver 0 comentarios