Astrid Díaz

Tribuna Invitada

Por Astrid Díaz
💬 0

¿Códigos de construcción para qué?

El sueño de Inés era poder comprar su casita. Para ello trabajó como mesera hasta que ahorró para adquirir una que amplió y remodeló con la ayuda de un vecino. ¿Qué sabía Inés de que las casas deben estar diseñadas y construidas según los Códigos de Construcción por arquitectos e ingenieros con sus debidos permisos? ¿Códigos para qué?

Inés fue su propia “arquitecta”, como ella misma decía. Pero su casa duró en “pie” poco tiempo. Llegó el huracán y la devastó, llevándose los ahorros de toda una vida y dejando a su familia sin hogar.

Ayer se cumplieron 100 años del terremoto de Mayagüez, hace unos días 33 años del derrumbe de Mameyes, y hace un mes, un año del paso del huracán María. No importa el siglo ni el año, el escenario se repite.

El principal desafío que tenemos hoy es que Inés, y todos los ciudadanos, entiendan que la reconstrucción, siguiendo las normas establecidas, no cuesta más. Al contrario, protege lo que no tiene precio: su familia y su hogar.

No se trata de requisitos técnicos, los códigos de construcción son requisitos humanos. Su propósito es crear las condiciones para que este techo, utilizado para protegernos, no desaparezca de forma ruidosa y amenazadora ante una amenaza natural.

Actualmente se ha calculado que hay más de medio millón de casas con daños significativos, y sobre 900,000 construidas sin permisos. Por eso, de manera sencilla los puertorriqueños deben conocer el “ABC” del diseño, la construcción y la supervivencia ante los peligros naturales. Debemos educarnos para entender que lo fundamental de los códigos y permisos de construcción es que significan vida.

Hoy nuestro país se encuentra en el mejor momento para comprender el deseo de reconstruir bien: tenemos los recursos profesionales, gubernamentales y tecnológicos. Nos falta la herramienta principal: la educación del pueblo.

Si reconocemos la importancia de los códigos, cada persona procurará que su casa esté diseñada y construida según los códigos y permisos. Así el mensaje habrá llegado. Entonces, la pesadilla de la devastación terminará y despertaremos al nuevo Puerto Rico resiliente que tanto anhelamos.


Otras columnas de Astrid Díaz

viernes, 23 de noviembre de 2018

Códigos de vida

La arquitecta Astrid Díaz expresa que el nuevo Código de Construcción de Puerto Rico es el primer gran paso para encaminar, como debe ser, nuestra reconstrucción.

sábado, 29 de septiembre de 2018

Cápsula del tiempo

Comunicarle a la próxima generación el sentimiento actual del puertorriqueño en vías de nuestra reconstrucción es lo que encierra la cápsula del tiempo “Campanazo de Reconstrucción” que junto a un grupo de niños acabamos de depositar entre las murallas de El Morro, por primera vez en 500 años, como símbolo de nuestra fuerza de pueblo.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Campanazo a un año de María

A un año del paso del huracán María, la arquitecta Astrid Díaz expone que, para avanzar en la reconstrucción, más allá de varillas y cemento, necesitamos voluntad, humanismo y patriotismo

💬Ver 0 comentarios