Milagros Rivera Watterson

Tribuna Invitada

Por Milagros Rivera Watterson
💬 0

Colón Carlo: modelo de transparencia

Ileana Colón Carlo ha fallecido. Nuestra eterna ex contralora ha partido. Sin duda, es una gran pérdida para Puerto Rico que se ha ido quedando sin grandes modelos para esta y futuras generaciones. Su figura menuda, pero imponente por su verbo certero, reverbera en mi memoria. Sus palabras certeras al denunciar la violación a las  normas para la buena administración de los bienes públicos la destacaban porque conoció, vivió y ejemplificó los valores de una servidora pública de excelencia. Su transparencia, cuando escasea entre nuestros mal llamados líderes, era una de sus características primordiales.

No cabe duda de que perdimos a una gran mujer, una profesional intachable y una hacedora de hombres y mujeres íntegros para quienes el servicio al pueblo era lo primero y , para quienes el sentido de los valores de honestidad, sinceridad, integridad y , recalco, transparencia, fueron guías en su gran carrera como servidora pública.

Parra mí, que también tuve puestos de administración en agencias gubernamentales, su figura, sus manifestaciones y sus acciones siempre representaron un modelo a seguir. Sí, porque en ella no hubo dicotomía entre el ser y el hacer. Ella sí sabía, vivía y demostraba que los valores son absolutos. Así, si eras honrada, transparente e íntegra había que serlo siempre, porque vivirlo a medias la despojaba de su significado real como valor. Esa máxima ella la entendió, la vivió y la modeló.

Ileana, así sin grandes bombas ni platillos, como muchos la rememorarán, deja huellas que esperamos venzan el tiempo. Representa el ejemplo a emular: un ser humano integral, porque supo combinar lo humano con lo profesional; una persona íntegra porque hizo realidad en su vida el servicio al pueblo sin vivir de este, siempre defendiendo nuestro patrimonio. Lo hacía en forma genuina, lo demostraba directamente y lo hacía efectivo con su mirada firme, su hablar pausado, pero claro y contundente. Denunciaba, pero indicaba cómo corregir, cómo enmendar y qué era inaceptable.

Ella sabía y así lo vivió que el servidor público por excelencia lo vive y  lo demuestra con sus actos, que no se sirve a sí mismo sino al pueblo. Siempre te recordaremos.

Otras columnas de Milagros Rivera Watterson

martes, 11 de septiembre de 2018

Solidarios y esperanzados ante riesgo de otro ciclón

La trabajadora social Milagros Rivera Waterson reafirma la importancia de estar preparados en caso del azote de un nuevo ciclón y asumir actitud positiva para afrontar cualquier impacto de fenómenos naturales que el hombre no puede evitar

domingo, 1 de julio de 2018

Separaciones familiares

La trabajadora social Milagros Rivera cuestiona el plan de traslados voluntarios de confinados estatales a prisiones estadounidenses

💬Ver 0 comentarios