Enrique Vázquez Quintana

Tribuna Invitada

Por Enrique Vázquez Quintana
💬 0

Colonia a la medida del imperio

Los peregrinos ingleses que huían a la persecución política y religiosa en su país llegaron el 21 de noviembre de 1620 en el Mayflower a Massachusetts. Gradualmente tomaron las tierras de los nativos, asesinaron a miles de indios y los desplazaron a reservaciones indígenas en varios lugares del país. A cambio de eso, le concedieron soberanía política pues eran pobladores de América antes de la llegada de los ingleses.

Estados Unidos se independizó del imperio Británico el 4 de julio de 1776, luego de una lucha armada. La República de Estados Unidos adoptó el sistema legislativo bicameral, copiado del Parlamento inglés que posee la Cámara Alta y la Cámara Baja. El sistema bicameral comenzó en Inglaterra en el Siglo 13. Este sistema fue adoptado por Estados Unidos en el Siglo 18. Estados Unidos emula a su colonizador y demuestra su falta de originalidad.

En el 1651 Inglaterra pasó la Ley de Navegación o ley de cabotaje que estableció las bases para el comercio inglés con sus colonias de ultramar por cerca de 200 años. Estados Unidos pasó la Ley de la Marina Mercante en el 1920 conocida como la Ley Jones para proteger al país de la competencia en la transportación de productos desde Estados Unidos a las colonias. Esa ley se aplica a Puerto Rico. De nuevo Estados Unidos copia las políticas de su antiguo colonizador.

Sierra Leona fue fundada en África para enviar los esclavos liberados en Inglaterra. En el 1791, se fundó Freetown como su capital. Por los próximos 50 años los ingleses trasladaron a 70,000 esclavos a Sierra Leona. Cien años más tarde Sierra Leona obtuvo su independencia.

Liberia fue fundada en el 1847 por Estados Unidos. La capital Monrovia honra al Presidente de Estados Unidos, James Monroe. En el 1847 Liberia se independizó y se estableció como un país soberano. De nuevo, Estados Unidos le sigue los pasos a su colonizador Inglaterra.

Ya para el Siglo 18 Estados Unidos era un imperio militar, pero sin colonias. Al finalizar la Guerra Hispano-Americana el imperio norteamericano pasó a poseer como colonias a Cuba, las Filipinas, Guam y Puerto Rico. De nuevo el imperio norteamericano continúa emulando a Inglaterra, su colonizador.

Sin embargo, con relación a Puerto Rico ocurrió algo diferente que le convenía al imperio. Un académico de la Universidad de Harvard en el 1899 creó el concepto de territorio no-incorporado. El Tribunal Supremo Federal en el primer Caso Insular Downes v Bidwell en 1901 adoptaron ese concepto y decidieron que Puerto Rico es un territorio no-incorporado. Se decidió además que Puerto Rico pertenece a, pero no es parte de Estados Unidos. El Tribunal Supremo de Estados Unidos por medio de los casos insulares colocó la Constitución norteamericana al servicio del colonialismo. Estados Unidos se convirtió en un imperio con colonias similar a Inglaterra, su colonizador.

La adopción del concepto de territorio no-incorporado, es inconstitucional y debe ser eliminado. Al presente y después del caso Sánchez Valle v Estado Libre Asociado que concluye que Puerto Rico es un territorio no-incorporado y que no poseemos soberanía y además de la Ley Promesa y la designación de la Junta de Supervisión Fiscal no podemos tener duda alguna de que Puerto Rico es una colonia y que la creación del Estado Libre Asociado en el 1952 fue un engaño. La Corte Suprema Federal debe revocar los Casos Insulares por ser inconstitucionales.

El pueblo de Puerto Rico tiene que organizar un movimiento masivo en el que las tres tribus políticas se unan en una sola agrupación, un movimiento similar al que hicimos para remover a la Marina de Vieques.

El sistema colonial solo sirve para explotar al colonizado.

Otras columnas de Enrique Vázquez Quintana

💬Ver 0 comentarios