Mayra Montero

Tribuna Invitada

Por Mayra Montero
💬 0

Comerío es ingrato

El Senado mantiene una Oficina de Asuntos Gubernamentales, y otra de Enlace Comunitario, que dilapidan mensualmente decenas de miles de dólares en contratos de servicio o de alquiler de propiedades, pero nadie, ni un solo senador, sabe de su funcionamiento, ni cuánto dinero manejan, ni a quién dan cuenta por lo que hacen.

Lo mínimo que se espera de un senador, mientras pasa sus días devengando un gran salario y recibiendo pingües beneficios, es que se relacione con las oficinas y gastos del Senado, y ejerza el arte de fiscalizar (si es de la oposición), en vez de esperar a que la prensa publique los enredos que se cocinan en las cámaras legislativas.

Este periódico ha detallado cómo en ambas dependencias, Asuntos Gubernamentales y Enlace Comunitario, cuyas sedes principales están en el Capitolio, se han contratado esposos, esposas, primos, hermanos, hijos de legisladores o alcaldes, más un largo etcétera de candidatos derrotados. Por supuesto, para cubrir la parte espiritual hay “pastores” que reciben suculentos ingresos.

Estamos casi acostumbrados a este tipo de “esquema”. Pero lo que enfurece en realidad es que, figurando ambas oficinas en el propio Capitolio, y sabiendo de sobra para lo que sirven, cuando este diario va y les pregunta a los senadores, ninguno las conoce. 

En el caso de Asuntos Gubernamentales, el senador Miguel Romero, al ser cuestionado por la reportera, le contestó esto: 

“Específicamente, yo decirte qué hacen en el ‘day to day’, no puedo”,

No puede.

Larry Seilhammer, otro senador al que también formularon la pregunta, declaró que no conocía el presupuesto asignado a esa dependencia, como tampoco cuántos empleados y contratistas tiene.

Anibal José Torres, flamante presidente del principal partido de oposición, alega que “desconoce la estructura, porque eso se coordina desde la presidencia y no nos inmiscuimos mucho”.

¿Que no se inmiscuyen en una oficina que tiene asignado un presupuesto que sale del bolsillo de los contribuyentes, y cuyo buen uso tendrían que estar vigilando día y noche?

No. Lo que pasa es que están esperando para inmiscuirse si ganaran ellos las elecciones y les tocara hacerse cargo de esa minita de oro. Entonces contratarían a sus propios parientes y candidatos derrotados. Y los que queden en la oposición guardarían silencio porque ya saben que les tocará más tarde. Así van turnándose en el eterno contubernio “democrático”. Se tapan unos a otros, algo que siempre han hecho, pero a partir de la llegada de la Junta Fiscal la verdad es que han desarrollado una complicidad nunca antes vista.

En la Legislatura, nadie va a ir a averiguar lo que hacen en la oficina de al lado. Participan de la juerga juntos, y se protegen los unos a los otros. Es la razón por la que brincan escaldados cuando les reducen el presupuesto, y más que se los deberían reducir.

Lo que hay que preguntar, no solo a Romero ni a Seilhamer ni a Aníbal José Torres, sino a todos y cada uno de los senadores, es qué van a hacer ahora con la información que les ha dado este periódico. ¿Desentenderse y esperar a ver si nos olvidamos? Nosotros, tal vez, pero les recuerdo que la Junta sigue haciendo “clipping”.

El punto mágico-religioso de esta fiesta interminable, es que hay una sala de meditación que tiene directora. Directora, y es un cuartito con cuatro bancos y un atril. Esta funcionaria, que a saber lo que gana, fue a primarias en las pasadas elecciones por el distrito 28 de Comerío. Perdió, porque no le votaron muchos. Comerío es ingrato.

Otras columnas de Mayra Montero

miércoles, 12 de diciembre de 2018

La frontera del caso Spagnoletti

La escritora Mayra Montero señala que el asesinato del banquero fue como un aviso de lo fácil que es pasar del narcoestado blando al narcoestado duro

viernes, 7 de diciembre de 2018

La mamá de Tyron

La escritora Mayra Montero explica por qué los fiscales del FEI perdieron el caso contra la secretaria Wanda Vázquez

domingo, 2 de diciembre de 2018

Venganzas turcas

La escritora Mayra Montero argumenta sobre las luchas intestinas en el partido político que ostenta el poder en la isla y la determinación de presentar acusaciones contra la secretaria de Justicia

martes, 27 de noviembre de 2018

Una Caravana utilizada

La escritora Mayra Montero expresa que la caminata de migrantes desde Honduras hacia Estados Unidos es una jugada política que utiliza a los más débiles e inocentes

💬Ver 0 comentarios