Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Con buena vibra la Serie del Caribe en San Juan

Para mi gusto, la actual Serie del Caribe ha estado fluyendo con buena vibra y el fanático local como los que nos visitan, han visto muy buena pelota.

La calidad del juego, es obvio que siempre va a ser relativa a los jugadores estrellas y establecidos que participan en las Grandes Ligas, y que de ordinario, hace mucho, no juegan ya en sus respectivas ligas invernales.

Dejando a un lado esta estipulación, y con la excepción un tantito de Colombia y Panamá, los equipos de República Dominicana, México, Venezuela y Puerto Rico, tal vez pueden presentar un poco de mayor nivel de juego, pero no es que sea una diferencia abismal. Colombia y Panamá se han ido de tú a tú con sus rivales.

Algo que me ha complacido en estos días es ver a la fanaticada local ir al estadio, apoyar al equipo que representa a Puerto Rico, y dejar atrás esa apatía de años de no respaldar la temporada regular de la pelota invernal.

En el Hiram Bithorn se vive una buena vibra desde que se llega a sus alrededores. Los organizadores han apostado a dar un espectáculo familiar-deportivo, con artesanos, grupos musicales y algunos empresarios presentando ofertas de sus productos.

Súmele que la cantina y concesionarios tienen variedad. Hay buena seguridad, iluminación en los alrededores del estadio y el estacionamiento, y ambulancias y paramédicos para manejar alguna emergencia.

Ya dentro del estadio, la energía y la actitud vivaracha del fanático dominicano lo hará gozar a rabiar. Esos son los mejores a la hora de disfrutar un buen ‘play’. Gritan y vociferan hasta el último out. Allí en los pasillos se podrá topar con El Chapulín Colorado, con un Mariachi, con El Santo, con Blue Demon, y con buenos fanáticos mexicanos, que le dan otra vida a este evento. Obvio, que la plena boricua no puede faltar en estos menesteres.

Sobre 300 periodistas acreditados informan y captan el día a día de los partidos. Con un centro de prensa bien manejado y ordenado.

El miércoles será un día grande en el Bithorn… dominicanos y boricuas se miden a última hora. El dirigente de los Toros es del patio, Lino Rivera, el de los Cangrejeros, Tony Valentín, también los es. No apueste a que este partido no será una de esas guerras entre estas dos potencias mundiales del béisbol. Además, será un preámbulo al preolímpico de Arizona en marzo y quien sabe si para el Clásico Mundial del 2121. Y es que somos rivales hasta jugando canicas, briscas y dominó.

Ya se reportaron buenas ventas para el choque. La televisión puede ser una opción. La Serie del Caribe termina el viernes, si puede, dese una vuelta por el Bithorn.

Otras columnas de Raymond Pérez

💬Ver 0 comentarios