Héctor Luis Acevedo

Punto de Vista

Por Héctor Luis Acevedo
💬 0

Con los votos no se juega

La democracia es el fundamento de nuestra sociedad. Producto de esta se eligen gobernadores, legisladores y alcaldes. Se aprueban leyes que rigen nuestras vidas cuya legitimidad depende de las elecciones y de la confianza de nuestro pueblo en sus procesos electorales. 

En los años cincuenta, el gobernador Luis Muñoz Marín impulsó un sistema de primarias voluntarias para que el pueblo seleccionara “no solo la receta sino el boticario”. O sea, en las elecciones se seleccionan los programas y en las primarias los hombres y mujeres que le dan vida y contenido a los mismos.

En febrero de 1974 el gobernador Rafael Hernández Colón aprobó las primarias obligatorias para todos los partidos. Esa institución de las primarias es nativa de los Estados Unidos y nadie ha propuestos se elimine que yo sepa. 

En el pasado cuatrienio, y siguiendo la mejor tradición puertorriqueña del consenso, los comisionados electorales aprobaron el uso de las máquinas de votación. Estas son sobre todos útiles en las primarias, pues para efectos prácticos todos son votos mixtos a diferencia de las elecciones. Para eso son las máquinas de contar votos. Se han invertido decenas de millones de dólares en las mismas.

La Junta de Control Fiscal ha hecho muchas cosas buenas por Puerto Rico reduciendo los pagos de la deuda y disminuyendo sustancialmente el impacto de la quiebra de nuestro sistema de pensiones.

Sin embargo, la Junta está próxima a cometer una grave e inconstitucional acción al no aprobar los fondos para las primarias de junio de 2020. Ellos no tienen el poder de enmendar las leyes electorales, ni de Puerto Rico, ni de Estados Unidos y menos los derechos constitucionales del derecho al voto. El eliminar o posponer los presupuestos que refleja el periódico de hoy, elimina de ese derecho y constituye una afrenta imperdonable a la democracia. 

La Junta debe enmendar ese inmenso error lo antes posible y aprobar un presupuesto razonable que cumpla con el mandato constitucional y la Ley que los creó. Nadie les dio el poder de suspender primarias y elecciones. La gobernadora Wanda Vázquez debe intervenir junto a todos los partidos y si no funciona la persuasión, ir a los tribunales de inmediato.

Nadie tiene derecho a impedir el voto de nuestra gente. Con el derecho al voto no se juega. 

Otras columnas de Héctor Luis Acevedo

domingo, 24 de mayo de 2020

El carisma de la palabra y el valor del voto

Es un golpe de estado quitar la intención del elector como el elemento rector de la adjudicación de votos en contra de las decisiones unánimes de los tribunales, escribe Héctor Luis Acevedo

martes, 12 de mayo de 2020

A la hora de la verdad

La gobernadora Wanda Vázquez prometió no aprobar una ley en medio del ciclo electoral sin consenso. Esa fue la palabra de honor empeñada en 1983 y en 2019. Ahora le llegó la hora de la verdad, dice Héctor Luis Acevedo

jueves, 19 de marzo de 2020

La gobernadora hizo lo correcto

Hay que salvar vidas y la gobernadora merece apoyo en esta difícil situación que requiere especial vocación de solidaridad, dice Héctor Luis Acevedo

💬Ver 0 comentarios