Juan Dalmau

Tribuna Invitada

Por Juan Dalmau
💬 0

Consenso histórico por Puerto Rico

La aprobación de la Resolución Conjunta del Senado 215, de mi autoría, fue un paso histórico en un momento en que el país necesita contar con funcionarios electos dispuestos a cumplir su responsabilidad de defender los intereses de Puerto Rico y darnos a respetar ante las arbitrariedades y abusos de una Junta de Control Fiscal antidemocrática y prepotente.

Si bien la depresión económica que sufre el país por más de una década y la profunda crisis fiscal en la que estamos sumidos se deben a la incompetencia e irresponsabilidad de malas administraciones, también la situación ha sido provocada por las malas decisiones a las que nos condujeron precisamente las casas acreditadoras y muchos de los que desde el Congreso están promoviendo medidas que penalizan y empobrecen más al país. Por eso la Resolución no solo pretende confrontar a la JCF y sus políticas que empobrecen más al país, sino además es una impugnación al régimen colonial que permite su imposición.

Si indignante es la imposición de la JCF por parte del Congreso, más humillante aún es el que tengamos que financiarla. La misma Junta que impulsando políticas de austeridad gasta $1,700 millones para contratos, salarios, hoteles, viajes, etc., pero por otro lado propone recortes en las pensiones, recortes de servicios de salud, recortes de servicios de educación, aumentos de matrícula en la UPR, eliminación de varios de sus recintos, una reforma laboral que afecta y castiga a los trabajadores del sector privado y público, entre tantos otros atropellos.

Por eso, cuando el gobernador expresó que estaba dispuesto a “hacer los que sea” para enfrentar las acciones de la Junta, le tomé la palabra y radiqué el P. del S. 215 para trazar la línea en la arena.  El momento histórico obligaba y las condiciones  fueron propicias para que al fin se lograse una gestión concreta desde el Senado en el que estadistas, populares, independentistas y no afiliados, con una sola voz y por unanimidad, aprobáramos una medida que ordena una acción firme y contundente más allá de las palabras: que el Departamento de Hacienda no desembolse ni un solo centavo del dinero del pueblo de Puerto Rico para financiar los gastos excesivos de la Junta de Control Fiscal ni sus abusos y atropellos.

En un ambiente de tanta división política, la aprobación de esta medida en la Cámara Alta le muestra al país una esperanza de que se pueden alcanzar consensos en momentos críticos y de que se abren las puertas para otros consensos en el futuro.

También envía un mensaje al Congreso y al gobierno estadounidense de que los puertorriqueños no estamos dispuestos a resignarnos ante el abuso y que ellos también tienen una enorme cuota de responsabilidad por nuestro status de subordinación política y nuestros altos niveles de endeudamiento.

Le corresponde ahora al liderato de la Cámara estar a la altura de los tiempos y emular este paso histórico. En estemomento lo que espera el país es que se apruebe esta medida como instrumento político, cívico,  gubernamental, que representa un desafío a los abusos de la JCF y a su creador el Congreso de Estados Unidos. Si la Cámara y su liderato actúan conforme a lo que la mayoría del país reclama, particularmente los sectores más vulnerables, y aprueban el PS 215, estoy seguro que nuestro pueblo le exigirá la misma conducta al gobernador.

El momento que vive Puerto Rico demanda un liderato firme y no ambivalente ni temeroso. La actitud no puede ser que te den latigazos y te digan, no te quejes porque te azoto más duro.  Nuestro pueblo azotado económicamente y empobrecido clama que lo defendamos y salgamos a su auxilio.

Otras columnas de Juan Dalmau

jueves, 21 de junio de 2018

La desprotección de nuestras costas

El senador Juan Dalmau expone el grave problema de la erosión en Puerto Rico y justifica legislación para proteger las costas de la isla.

💬Ver 0 comentarios