Sharon Cantrell

Tribuna Invitada

Por Sharon Cantrell
💬 0

Convivimos con más hongos

Un ambiente extremo es aquel en donde las condiciones para el crecimiento de la mayoría de los organismos vivos son hostiles, pero para otros organismos las mismas son ideales para su crecimiento y reproducción. Debido a los diversos mecanismos de dispersión de los hongos, estos pueden encontrarse en todas partes, colonizando gran diversidad de sustratos.

Las condiciones ambientales extremas más estudiadas son temperatura, humedad, acidez, alcalinidad, salinidad y oxígeno. Los hongos existen en el Ártico, en los desiertos, en el mar y hasta en salinas para la extracción de sal. En Puerto Rico hay lugares extremos como los Baños de Coamo, las Salinas de Cabo Rojo y el Bosque Seco de Guánica.

La mayoría de los hongos que habitan en ambientes extremos pertenecen a la fase asexual de los ascomicetos y los mismos han sido reportados en mangle, suelos salinos, agua de mar, sedimentos marinos, pantanos salinos y dunas.

Los hongos incluso han sido encontrados en lugares hipersalinos (alto contenido de sal) y su función en estos lugares es desconocida. La mayoría de los estudios de hongos en lugares bien salados han sido realizados en latitudes templadas en Rusia y el Mar Muerto.

Para rastrear su presencia, recientemente se han realizado estudios en charcas de evaporación (salinas) en la vecina República Dominicana, así como en España, Eslovenia, Francia, Namibia, y Portugal.

En Puerto Rico se han realizado varios estudios en las Salinas de Cabo Rojo donde se han encontrado varias especies de Aspergillus, Cladosporium, Hortaea y Penicillium. Estas especies no solo las podemos encontrar en el agua de las pocetas de evaporación sino también en unas bipelículas complejas llamadas tapetes microbianos. Estos tapetes microbianos son estructuras organosedimentarias las cuales se forman en el fondo de lagunas hipersalinas. Los tapetes están formados por microorganismos principalmente bacterias que se agrupan dependiendo de las condiciones de oxígeno.

En la capa superior encontramos microorganimos que necesitan de oxígeno (aeróbicos) mientras que en la capa más profunda dominan los microorganismos que no necesitan de oxígeno (anaeróbicos).

En estudios recientes realizados en mi laboratorio hemos podido identificar y aislar diferentes especies de hongos en todas las capas de los tapetes. La función de los hongos en estos tapetes es aún desconocida pero probablemente está asociada a la degradación de compuestos orgánicos. Varias especies de hongos muestran capacidad para crecer en diferentes condiciones extremas condición conocida como poliextremofilia.

Los hongos utilizan varios mecanismos de sobrevivencia para tolerar las condiciones extremas. Muchos de las especies de hongos que se aíslan de estos lugares poseen melanina en su pared celular. Esta pigmentación les ayuda a resistir altas temperaturas y radiación solar.

En adición, los hongos mantienen un balance en la concentración de solutos dentro de su célula aumentando la concentración de azúcares para evitar deshidratarse particularmente en lugares donde la concentración de sales en su exterior es alta.

Los hongos son un grupo fascinante de microorganismos y cada día con el cambio climático nuevos ambientes se formarán y serán colonizados por hongos y otros microorganismos.

💬Ver 0 comentarios