Juan Alicea

Punto de Vista

Por Juan Alicea
💬 0

Correcciones impostergables en las estructuras de Puerto Rico

Los eventos sísmicos recientes en el sur ponen de manifiesto la necesidad impostergable de corregir deficiencias y descuidos en la infraestructura de Puerto Rico.

La isla tiene una gran cantidad de viviendas de construcción informal que a simple vista reflejan alta preocupación. Las más evidentes son las residencias sostenidas por altas y delgadas columnas. Sin embargo, no son esas las únicas deficiencias que deben ser atendidas con prontitud. También hay fallas en escuelas, hospitales, puentes y carreteras que deben ser corregidas.

El Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico mantiene una Comisión de Terremoto que ha estudiado este tipo de fenómenos por cuarenta años. Durante todos esos años ha colaborado con el gobierno en iniciativas para evaluar las principales estructuras del país, entre estas, aeropuertos, puertos, carreteras, puentes, hospitales, escuelas, instalaciones eléctricas y de servicio de agua potable y aguas usadas. Se identificaron fallas considerables, muchas de las cuales aún no se han corregido.                 

El Colegio ha participado, además, en estudios de diversos eventos sísmicos de alta intensidad en México, El Salvador, Haití, Chile y California, entre otros lugares. Esas experiencias nos sirven hoy.

El 5 de enero de este nuevo año fuimos invitados por la gobernadora Wanda Vázquez a apoyar iniciativas que atiendan de forma permanente la infraestructura para que Puerto Rico pueda estar preparado para enfrentar un evento sísmico de categoría serio sin pérdida de vida. Esta iniciativa de la gobernadora nos llena de alegría.

El pasado 15 de febrero de 2019, Puerto Rico adoptó la última versión del International Building Code (versión 2018), una guía para construcciones futuras. Para atender las estructuras existentes, el CIAPR propone que se adopten las siguientes medidas

? Inspeccionar las estructuras que recibieron daños por los sismos del 6 de enero de 2020 y determinar cuáles deben ser desalojadas y demolidas de inmediato y cuáles pueden ser restauradas y reusadas. Esto debe ser realizado por ingenieros competentes en diseño estructural.

? Establecer un plan formal de correcciones de estructura en coordinación con el gobierno de Puerto Rico a corto, mediano y largo plazo.  Se debe establecer prioridad a las estructuras según su uso _ escuelas, hospitales y facilidades públicas. Se debe dar prioridad a aquellas instalaciones construidas previo a 1987.

? Adoptar el código de mantenimiento ya no es suficiente ni contar con códigos de edificación si las edificaciones no son mantenidas adecuadamente. Muchas de las causas de los daños en eventos sísmicos son consecuencia directa de la ausencia de mantenimiento. 

? Poner a disposición de los propietarios de residencias bajo construcción informales especificaciones que puedan ser incorporadas a costos razonables y que les permitan proteger vidas en caso de eventos de alta intensidad. Esto para residencias que puedan ser reforzadas. Las que no puedan ser reforzadas deben ser desalojadas y reubicadas las familias. 

? Insertar en el Plan de Uso de Terrenos la identificación de riesgo sísmico de los terrenos.

? Revisar los criterios de construcción en las zonas marítimo terrestre.

? Proveer áreas de seguridad y de desalojo en las zonas marítimo terrestre, algunas de las cuales requieren facilidades de construcción vertical.

? Mantener un programa de educación permanente a la ciudadanía.

El Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico cuenta con los peritos de mayor capacitación en la isla en asuntos de sismos y edificaciones seguras. Estamos disponibles para servir a nuestro país una vez más.

Otras columnas de Juan Alicea

martes, 4 de febrero de 2020

Tiembla la tierra… ¿cuál es el plan?

El primer paso en la dirección correcta tiene ser recalibrar como vemos la reconstrucción de Puerto Rico para que se produzca con sentido de futuro, escribe Juan F. Alicea Flores

💬Ver 0 comentarios