Ada Kercadó

Punto de vista

Por Ada Kercadó
💬 0

COVID-19 y la ansiedad de los niños

Apenas Puerto Rico comenzaba a recuperarse del devastador huracán María y se inicia el ciclo de actividad sísmica. Pisándole los talones llega el coronavirus. Estas circunstancias generan un estado emocional en el que interaccionan el miedo y la ansiedad. Ambas emociones pueden alterar negativamente la manera en que respondamos a la situación de peligro que se enfrenta. Esta es una realidad para los adultos, pero ¿y los niños?

Nadie podrá olvidar el vídeo que se hizo viral del niño en un campamento para refugiados en Guánica que lloraba porque hubiera querido regresar a su casa, pero dentro de su dolor expresaba que le gustaría ayudar a las personas que lo habían perdido todo. En sus expresiones se apreciaba, además del dolor, la ansiedad que le provocaba la incertidumbre de lo que estaba sucediendo.  

Nuestros niños han estado expuestos a muchas situaciones dramáticas en estos tiempos. Ahora escuchan de este coronavirus, y oyen mucha información porque todos los medios hablan continuamente del COVID-19. ¿Cómo ellos están manejando esta información? ¿Cómo sus emociones asimilan esta nueva amenaza?

Es muy importante que los padres limiten el tiempo que los niños están expuestos a las noticias, estar atentos a lo que escuchan e indagar cómo están interpretando esa información. Es importante que los adultos reflejen calma en su conducta y en sus expresiones, porque los niños reaccionan a lo que los adultos reflejan. Es fundamental que se les insista en mantener la higiene en todo momento y en practicar las medidas de seguridad que las instituciones de salud están promoviendo. Explicarles que las medidas de higiene se deben observar siempre, pero que en estos momentos son más importantes para que no se enfermen. La información debe darse en forma directa y sencilla y contestar las preguntas que tengan sin añadir más información de la que ellos están requiriendo.

Es nuestra responsabilidad, como adultos, crear un ambiente de equilibrada información para nuestros niños que permita que se sientan tranquilos, aún dentro de circunstancias adversas.


Otras columnas de Ada Kercadó

💬Ver 0 comentarios