Javier Ramos Hernández

Punto de Vista

Por Javier Ramos Hernández
💬 0

Credibilidad en la reconstrucción post María

En el umbral del segundo aniversario del fenómeno atmosférico que nos cambió la vida a todos, el huracán María, el pueblo mira a su alrededor preguntándose cuándo verán la reconstrucción de la isla completada o al menos en marcha acelerada. Luego del evento atmosférico se realizaron muchos trabajos de emergencia en medio de la necesidad de acción remedial urgente. Es necesario que esos trabajos de carácter temporero sean entendidos con carácter permanente y eso lo que todavía espera Puerto Rico. 

Es la entendible desesperación de la ciudadanía, pero no todo son noticias sombrías. El Colegio de Ingenieros y Agrimensores ha sido facilitador para muchas compañías que buscan profesionales licenciados para el diseño de nuevos puentes. Ese proceso ha sido realizado en ciertos sectores y en otros se encuentran en proceso de diseño o estudios. Una vez se liberen los fondos federales correspondientes, las agencias designadas para atender estos trabajos procederán con las subastas y la construcción de los mismos. Cabe mencionar que muchos de estos nuevos puentes se han diseñado bajo las nuevas especificaciones de niveles de inundación, según establecidos en los nuevos "Advisory Maps" de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA, por sus siglas en inglés). Eso es un adelanto grande. 

El panorama está lejos de ser el escenario ideal, pero el trabajo de reparar credibilidad y lograr nuevas alianzas no es algo que realistamente se logra en un par de días en Washington. Hay que seguir persistiendo y lograr esa credibilidad más con hechos concretos que con palabras. 

Hacen falta 167 millones de dólares para continuar las reparaciones para las fases 3 y 4 del programa Abriendo Caminos. Los alcaldes de la Isla reportan un total de 5,140 proyectos reclamados, concretamente carreteras y puentes, edificios públicos, parques e instalaciones recreativas de los cuales solo se ha dado luz verde federal a un 1%. Esta es una realidad innegable que sin duda hace vulnerable la resiliencia de Puerto Rico. Sin embargo, FEMA dejó sin efecto el proceso 270 que regula el uso de fondos de reconstrucción (que puso en efecto en julio tras la crisis de cambio en la Gobernación que vivimos) y ahora el Gobierno de Puerto Rico tendrá acceso a esos fondos federales para poderlos manejar de manera directa. 

Los trabajos de reconstrucción continuarán necesitando prioritariamente del conocimiento y experiencia de nuestras profesiones, tanto de la ingeniería, como la agrimensura, para que los mismos cumplan con todos los códigos de construcción vigentes. Esto es de carácter importantísimo porque en la medida que nos arrope la impaciencia, proliferarán las construcciones informales, y caeremos en el círculo vicioso de construir fuera de los códigos para luego ver las estructuras venirse abajo nuevamente con el próximo fenómeno atmosférico.  

Son $80,000 millones federales los identificados para Puerto Rico y detenidos por la burocracia, por un lado, y los episodios políticos que vivimos este verano. Ya es hora de reestablecer credibilidad y reconstruirnos, y ello lo lograremos con nuestras acciones.


Otras columnas de Javier Ramos Hernández

💬Ver 0 comentarios