Alberto Morales Aponte

Tribuna Invitada

Por Alberto Morales Aponte
💬 0

Cuando el “bullying” se convierte en rating

Como psicólogo y especialista en manejo de crisis, entiendo que es mi obligación escribir un artículo sobre el tema del “bullying”, ya que en los pasados días he presenciado lo que ha sido una burla masiva y constante, a través de las redes sociales, medios televisivos y radiales, luego de que una figura pública tuviese un percance mientras se encontraba laborando en un programa de televisión en vivo, situación sobre la que no estaría entrando en detalles.

Es indignante y triste ver como se envía masivamente un mensaje al público en general, a través de los medios, sobre cómo “está bien” burlarse de otras personas, en ocasiones particulares, lo cual no deja de ser un maltrato.

A continuación, comparto una información importante sobre este tipo de agresión, esperando sembrar una semilla de concientización, sobre el daño que el “bullying” puede causar a su víctima y seres queridos.

El “bullying”, no es más que un término utilizado para describir una agresión constante, la cual es sometida su víctima, de manera tanto física, verbal o psicológica, con el propósito de humillarla y burlarse de esta. Este término inicialmente se utilizó para identificar el acoso escolar, sin embargo, se ha generalizado a otros escenarios, donde también los adultos se ven involucrados.

Cualquier persona puede ser víctima de “bullying”, sin importar su físico, raza, creencia religiosa, preferencia sexual, género, o clase social. Este maltrato no se limita a su víctima inicial, sino que se extiende a su familia y personas cercanas, ya que estas indirectamente sufren el dolor que padece la víctima, al presenciar los cambios físicos, psicológicos y emocionales que puede padecer el maltratado.

El “bullying” se puede cometer a través de burlas, insultos, agresiones físicas, emocionales o psicológicas. Se puede llevar a cabo en cualquier lugar donde haya interacción social con otras personas, ya sea en la escuela, en el lugar de trabajo, en clubes sociales o a través de la red social (internet). Puede afectar a su víctima, de manera psicológica y emocional, presentando: baja autoestima, dificultad al concentrarse, alteración en el patrón del sueño y el apetito, tristeza, niveles elevados de estrés y ansiedad, bajo aprovechamiento académico o laboral, coraje, pérdida de interés en las cosas que antes le atraían, y en algunos casos podría terminar en el suicidio.

El “bullying” no es un juego y tampoco debe ser una forma de diversión a cuesta de la salud física o emocional de otros. Si eres víctima de “bullying” o sientes la necesidad de ayuda emocional, la podrías recibirla a través de un psicólogo, consejero o trabajador social, también te podrías comunicarte de manera confidencial, a la Línea de Primera Ayuda Sicosocial de ASSMCA (Línea PAS), al número telefónico: 1-800-981-0023. Ponle un alto a este maltrato, para que empieces a disfrutar de una vida de paz y tranquilidad.

¡El bullying no es una broma de buen gustoy nunca lo será,

siempre hay una víctima detrás de cada humillación!

Otras columnas de Alberto Morales Aponte

💬Ver 0 comentarios