Milagros Pérez Pietri

Perspectiva

Por Milagros Pérez Pietri
💬 0

Cuando mueren seres honorables

Un joven pregunta cómo se reconoce cuándo calificar a un hombre de honorable. La respuesta es fácil, pues se trata de repasar virtudes básicas que aplican tanto a hombres como a mujeres y que no pasan de moda. Sin embargo, son arrinconadas por quienes quieren “pasarse de listos”. En general, son personas con principios morales y éticos inquebrantables. Gente que aprecia, estima y protege su familia. Emprenden diferentes labores con responsabilidad, consistencia y perseverancia, aún en situaciones adversas, complicadas o frustrantes.

Además, piensan en su familia y en su trabajo (en ese orden), antes que en ellos mismos. Aman donde nacieron y hacen lo más que pueden para mejorar su país, su pueblo o lugar de trabajo. Son valientes, pero elegantemente suaves; enérgicos y firmes, pero nunca groseros. Ante la adversidad, se esfuerzan por buscar soluciones que afecten lo menos posible a otros. No son perfectos, pero admiten errores y omisiones siempre con ternura y humildad. Son justos y compasivos.

En 24 horas las noticias han divulgado la muerte de dos hombres destacados, de países diferentes, antecedentes e historias familiares distintas y faenas incomparables: el senador John McCain y el empresario Diego Suárez. No tuve el honor de conocerlos personalmente. Sin embargo, por sus públicas trayectorias y reconociendo sus atributos, exclamé: han muerto dos hombres honorables.

Cuando mueren hombres honorables, sentimos pena, aunque no los hayamos conocido en persona. Quizás porque pensamos que no hay tantos como ellos y los necesitamos casi desesperadamente.

Hoy nos queda pedir que en esta nueva generación se estén gestando ciudadanos que los sustituyan como hombres honorables del mundo.

La esperanza de que surgirán personas semejantes a ellos ayuda a sobrellevar la pérdida de dos caballeros que establecieron ejemplos para futuras generaciones. Le corresponde a los que les conocieron bien, exponer siempre sus cualidades, resaltar sus triunfos, relatar cómo corrigieron errores y vencieron problemas y adversidades. Así, sus vidas servirán de ejemplo por generaciones.

Otras columnas de Milagros Pérez Pietri

💬Ver 0 comentarios