Gerardo Lamadrid

Buscapié

Por Gerardo Lamadrid
💬 0

¡Cuidado, ciudades!

Lo primero que me impactó de Ciudad de México fue su tamaño —lo percibí en el montón de luces avistadas por todas partes desde el avión. Y es apenas la quinta ciudad más poblada del mundo. Se estima que en Tokio viven 37 millones de personas, 15 millones por encima de la altísima capital mexicana. En India están 10 de las ciudades con más rápido crecimiento poblacional. Cada dato refleja la inmensidad incremental de nuestras zonas urbanas alrededor del mundo. Y cada noticia proyecta el miedo de sus habitantes, sometidos a ataques terroristas y guerras frías insistentes.

Por eso se viene un regreso a la visión de inicios del siglo pasado: que las ciudades son hormigueros convenientes más que para trabajar, que a la ciudad uno se va a vivir en miseria o lujuria, entre el ruido y la plebe, siendo uno ruidoso y plebeyo. No olvidemos que hasta hace poco (yo diría los setenta) era un privilegio burgués vivir fuera de la metrópoli, en suburbios secretos y mansiones cómodas, lejos de contaminaciones, bombardeos y del “Otro” pobre, de color, inmigrante y difamado.

No olvidemos, tampoco, que mucho antes de eso, en la Viena de los 10 y en el París de los 20, ya se había cuajado el romanticismo urbano y su adoración de las cúspides cosmopolitas y los cénit económicos y culturales.

Sin embargo, en los últimos treinta o veinte años, se ha dado un secuestro permanente de concentraciones humanas orquestado o provocado por organizaciones terroristas de toda ideología y sus soldados erráticos. Fukuyama erró: la historia no acabó, la historia se hizo crónica de vecinos desconfiados y matanzas. La confluencia de grandes narrativas (con sus violencias) ha aniquilado nuestra narrativa mayor: que podemos (y debemos) vivir juntos.

Nuestros pueblitos vaciándose; Orlando llenándose. ¿Pero, hasta cuándo?

Otras columnas de Gerardo Lamadrid

lunes, 10 de febrero de 2020

El matrimonio natural

Nos toca renovar nuestros votos con nuestro mar, y con nuestra tierra, para prevenir desastres mayores, escribe Gerardo Lamadrid

lunes, 13 de enero de 2020

Procesando lo inefable

Gerardo Lamadrid comenta sobre las vivencias intensas e imposibles de expresar

domingo, 8 de diciembre de 2019

El efecto freidora

Gerardo Lamadrid comenta sobre la dieta boricua rica en grasas saturadas y el mercadeo de un nuevo aparato denominado “air fryer”

💬Ver 0 comentarios