Ángel Muñoz Alicea

Punto de vista

Por Ángel Muñoz Alicea
💬 0

Cuidado con la insensibilidad ante la incertidumbre

En los pasados días ha trascendido la manera precipitada en que agencias gubernamentales han manejado el traslado de los adultos mayores desde los centros de cuidado de la zona sur. Según han narrado los familiares, el traslado ha sido de forma repentina, a pueblos distantes, sin indicar de forma diligente la ubicación y los números de contacto de estos centros. 

Es posible que la decisión tomada por estas agencias tenga su génesis en la intención de proteger a los adultos mayores distanciándolos de la zona de los movimientos telúricos. Sin embargo, la forma apresurada y la falta de consideración de factores familiares muestran una carencia de sensibilidad para con esta población, que no solo necesita cuidados físicos, sino también emocionales. 

En procesos de reubicación, desde el inicio se debe incluir a los familiares de estos adultos mayores. Esto dado que esta situación podría ser un estresor emocional adicional para todos los involucrados que ya están intentando manejar la ansiedad que implica ser sobreviviente de un terremoto. A su vez, podría complicar la salud emocional la incertidumbre de no conocer las personas que estarán a cargo de su familiar. Hay que tener en cuenta que las familias sienten tranquilidad y confianza al conocer a las personas que brindan cuidados a su ser querido. Sin duda, los empleados de los centros de cuidado se convierten en parte de la familia extendida. 

Por otro lado, en el momento histórico que atravesamos debemos ser conscientes de que, a diferencia de los huracanes, la necesidad en este caso no es de suministros, sino de preparación y ayuda emocional recurrente. Por eso es importante incluir en el proceso de preparación y de manejo de emociones a los adultos mayores. Estos han aprendido con el pasar del tiempo a sobrellevar sus múltiples pérdidas, mas no así la incertidumbre por el bienestar de los suyos. Así que los invito a que las decisiones a tomar en las próximas semanas se hagan desde la conciencia, el amor, la empatía y el bienestar emocional. 

Otras columnas de Ángel Muñoz Alicea

💬Ver 0 comentarios