Astrid Díaz

Buscapié

Por Astrid Díaz
💬 0

Cultura de emergencias

Dos desastres naturales en dos años, sobre 250,000 viviendas afectadas tras el ciclón María, y cientos más destruidas con los terremotos es parte del escenario que sabíamos que sucedería “algún día” y del cual no queríamos nunca pensar. Ese día nos llegó... El viento sopló. La tierra tembló. Pero aún seguimos dando la espalda a nuestras vulnerabilidades.

Conocemos que las escuelas con la “columna corta” colapsan en sismos. Que las casas sobre zancos en la montaña caerán sin oportunidad de salir de ellas con vida y caminando como en Guánica. Caerán ladera abajo con la familia adentro.

Este ámbito trae ansiedad y confusión producto de construcciones sin permisos, sin inspecciones ni estudios de suelos. La pérdida económica y la posibilidad de tragedias humanas produce un miedo continuo si no reforzamos las edificaciones existentes y erradicamos las ilegales. Necesitamos legislar amnistías para que el ciudadano registre y atempere sus edificios improvisados según los permisos, y establecer las zonas vulnerables en el Plan de Uso Territorial donde no se puede construir.

Sin embargo, ante estos eventos naturales podemos tener tranquilidad y seguridad si desarrollamos una “Cultura de emergencias” la cual no es un lujo, sino un asunto de vida o muerte, de extrema necesidad.

Una “Cultura de emergencias” es prevención, educación, civismo, sana construcción. Es autoprotección. El gobierno debe establecer política pública para lograrla con educación constante, con planes de prevención, mantenimiento y renovación a su infraestructura edilicia. Lograr continuidad operativa en sus instalaciones críticas como hospitales, escuelas, estaciones de policías, refugios. Debe establecer mecanismos para que todos tengan derecho al diseño y a planos modelos para construcciones seguras. La integración activa y educada de la ciudadanía es fundamental.

Seamos responsables con Puerto Rico ahora que tendremos fondos para nuestra reconstrucción permanente. Redefinamos este nuevo país. Como decía John F. Kennedy: “Let us begin...Todo esto no se hará quizás en cien días o se completará en mil... Pero comencemos ya”.


Otras columnas de Astrid Díaz

viernes, 24 de enero de 2020

¿Miedo al edificio?

Es tiempo de educarnos en los temas de la ingeniería y la arquitectura para tener un juicio crítico de lo que se construye y destruye a nuestro alrededor, propone Astrid Díaz

viernes, 10 de enero de 2020

Pueblo y terremoto

Astrid Díaz llama poner fin a la construcción informal en Puerto Rico

jueves, 26 de diciembre de 2019

Mano con mano 2020

Cuando la arquitecta Astrid Díaz escucha la canción navideña que entona Danny Rivera: “Paz en la tierra, respeto al hombre, mano con mano, con Dios haciendo horizonte”, confía positivamente en un gran 2020 para Puerto Rico

sábado, 7 de diciembre de 2019

¡Bailando la vida!

Astrid Díaz destaca la importancia de las plazas de los pueblos e insta a la renovación de los cascos urbanos de los municipios

💬Ver 0 comentarios