Karlamary Alemán

La Opinión Experta

Por Karlamary Alemán
💬 0

¿Debo cambiar mi inversión de cara al retiro?

Una pregunta frecuente entre las personas que están cercanas al retiro, es cómo deben modificar su estrategia de inversión a medida que se acerca esta fecha. Tomando en consideración que reaccionar a emociones repentinas por situaciones en los mercados y tratar de determinar el mejor momento para entrar y salir de los mismos es algo que debemos evitar en cualquier etapa de nuestra vida, el conocimiento general apunta a que debemos disminuir el perfil de riesgo a uno más conservador y aumentar la exposición a alternativas que produzcan mayores ingresos para poder recibir una distribución, sin tocar el principal.

Hay que tener mucho cuidado al considerar esto, y evitar cambios drásticos en las carteras buscando acciones y/o bonos que paguen altos dividendos e intereses. Podríamos estar sacrificando nuestros mejores recursos para manejar el riesgo, como la diversificación y una distribución de activos balanceada.

Lo primero que debemos tener claro es que en las inversiones debemos pensar a largo plazo. La fecha de retiro no debe marcar el final de nuestro horizonte de tiempo. Tal vez cambiemos de una etapa de acumulación a una distribución, pero en nuestros planes no estará gastarnos los fondos en menos de un año. Gracias a los adelantos en la medicina y la expectativa de vida promedio, existe una alta probabilidad de que estemos entre 25 y 30 años en esta nueva etapa, por lo que nuestro horizonte sigue siendo largo.

Es importante repasar nuestro nivel de tolerancia al riesgo a medida que nos vayamos acercando al retiro, para asegurarnos de que nuestras inversiones responden a él. No es noticia nueva que los mercados de valores son volátiles. En el pasado reciente hemos sido testigos de unas de las peores contracciones. Pero no mucho después, también fuimos testigos de la recuperación, pero también de alcanzar nuevos récords en los índices bursátiles más reconocidos. Lamentablemente, no todos pudieron disfrutar de esto último, pues se retiraron antes de los mercados, por no sentirse emocionalmente preparados para tolerar el proceso. Es probable que sus carteras mantenían una distribución de activos que no era consistente con su tolerancia al riesgo.

Antes de realizar cambios en el modelo de inversión, necesitamos tener un plan. Debemos cuantificar, ajustado por inflación, nuestras necesidades financieras durante esta etapa para determinar el rendimiento necesario, de acuerdo con el capital acumulado. Este ejercicio nos ayuda a determinar si en efecto los activos son suficientes y puedo aspirar a un rendimiento dentro de mi nivel de tolerancia al riesgo. Recuerde: a mayor rendimiento, mayor riesgo. Existen varias herramientas que nos pueden ayudar a realizar este tipo de análisis, pero serán tan útiles como los supuestos que utilicemos. Recomendamos contratar a un planificador financiero que le ayude a recopilar la información necesaria, utilizar los supuestos más cercanos a la realidad y pueda ilustrarle un plan de acción. Importante aclarar que no es necesario esperar a estar cerca de la fecha de retiro para establecer este plan. Mientras más temprano mejor.

La diversificación y distribución de activos adecuada seguirán siendo nuestros mejores recursos para manejar el riesgo. Y no debemos olvidarnos de los costos relacionados a las estrategias de inversión. Estos suelen ser un socio silencioso, que termina consumiendo una parte de nuestro rendimiento. Otro aspecto para considerar en un posible cambio de estrategia es el impacto contributivo. Al considerar instrumentos por el ingreso que generan, puede que la factura en contribuciones sobre ingreso aumente, dejándonos con un rendimiento neto más bajo, que no nos ayude a compensar la inflación a largo plazo. Considerar consumir de la apreciación de capital en una cartera balanceada podría ser más eficiente en términos contributivos.

La decisión de modificar nuestras inversiones a medida que nos acercamos al retiro no es una sencilla ni igual para todas las personas. Hay muchos factores que se deben considerar, adicionales a la noción de ser más conservadores. Utilice el tiempo a su favor para evaluar con detenimiento todos los detalles.

Otras columnas de Karlamary Alemán

💬Ver 0 comentarios