Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

De casta le viene al galgo

Por sus venas corre sangre deportiva de primera y es dueño de un ADN boricua único en su clase. Se trata del catcher de los Mets de Nueva York, Tomás ‘Tommy’ Nido Vicéns, catalogado como el noveno mejor prospecto de la organización, así como el futuro de la receptoría neoyorquina, el cual lucha con pasión por ganarse un puesto para esta temporada.

Y, aunque de paso, la sangre deportiva, no asegura nada, vale destacar, que el torrente sanguíneo de Nido brinda respeto, clase, distancia y categoría.

Nido, de 23 años, batalla con los receptores Travis D’ Arnaud, Kevin Plawecki y José Lobatón, en pleno campo de entrenamiento, un puesto con los Mets, organización que lo reclamó en la octava ronda del sorteo del 2012, tras graduarse del Orangewood Christian HS, en Florida.

En el 2017, ‘se tomó su cafecito’ en las Mayores. Llegar a ese nivel ya le reconoce un sitial histórico entre los boricuas que han jugado en Grandes Ligas. Miles han firmado y no todos llegan.

Todavía con el status de novato en las Grandes Ligas, en el 2017, Nido tuvo 10 turnos al bate con los Mets, bateó .300, con un doble y tres carreras empujadas. En los campos de entrenamientos, batea .200 con tres hits en 15 turnos, un jonrón y cinco empujadas.

Nido es nieto del exjugador de baloncesto de Ponce y exmiembro del Equipo Nacional, Enrique ‘Coco’ Vicéns, quien ganó el campeonato del BSN en 1944-45. Fue además voleibolista y corredor de 800 y 400 metros.

Además, Nido es sobrino-nieto de Pachín Vicéns, un exestrella en el básquet de la NCAA con Kansas State University, dos veces olímpico, el mejor jugador en el Mundial del 1959, cuatro veces MVP en el BSN, con siete cetros nacionales, y con cuatro Juegos Centroamericanos.

Siga sumando. La mamá de Nido, Gigi Vicéns, fue nadadora olímpica a los 11 años en México ‘68. También se destacó en el voleibol superior local. El tío de Nido, Michael Vicéns, fue puntal con Ponce en el BSN. Fue olímpico en Montreal 1976 y ganó plata en los Panamericanos 1979. Otro tío, Coquito Vicéns, se destacó como un jugador de tenis amateur en la isla. Todo ese bagaje le llega por los Vicéns.

Por el lado paterno, Nido también tiene sangre de nivel internacional. Su padre Tomás, ganó bronce en sencillos en el tenis de los Centroamericanos de 1982 en Cuba. También ganó plata en dobles masculinos con su hermano, y tío de Nido, Miguel.

Además Miguel, ganó plata en dobles mixtos con Gigi Fernández, en los Centroamericanos de 1986. En los Panamericanos del 1991 en Cuba ganó plata en dobles masculino con Joey Rivé.

Como ya dijimos, aunque ‘de casta le viene al galgo’, esa sangre deportiva no asegura nada, pero brinda confianza. Ojalá el boricua Nido Vicéns brille con luz propia y se establezca en las Mayores.

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 18 de septiembre de 2018

Los lanzadores ambidextros son una rareza en el béisbol

Quienes hayan leído el libro El camino a casa…mi vida con los Yankees, del exreceptor de Nueva York, Jorge Posada hijo, saben por las duras situaciones que pasó en su adolescencia en su meta por convertirse en un jugador de Grandes Ligas, bajo ‘el látigo implacable’ de su padre.

martes, 14 de agosto de 2018

Los nerds están matando el béisbol

Juan “Igor” González fue claro al definirse como dirigente de Puerto Rico en el béisbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia: “(Soy) un dirigente que trabaja con las cosas pequeñas del béisbol, esas que a veces ya ni se usan. Si tengo que tocar para adelantar un corredor, lo haré, un bateo y corrido, que si robar una base, traer un zurdo contra un zurdo, etcétera… Así es que yo juego esto, combinado, claro está, con la pelota moderna. Pero, lo importante es hacer carreras como sea. Así dirijo”.

💬Ver 0 comentarios