Pedro Reina Pérez

Tribuna Invitada

Por Pedro Reina Pérez
💬 0

De guayaberas y almidón

Si de algo sirven los conflictos es para contrastar mentiras con verdades. Cuando no queda ya dónde esconderse y es imposible falsificar las cosas es cuando se revelan tal cuales las bondades y las insuficiencias. Así las cosas, todo acto fingido comporta graves condenas para quien ose intentarlo. Es por eso que observo con particular atención las movidas de nuestros partidos tradicionales para componer sus cuadros de candidatos de cara a la próximas elecciones y alucino con el franco terror que atraviesa cada movida de ficha.

Con sus particulares demonios a cuestas, los partidos Popular Democrático y Nuevo Progresista enfrentan los desafíos impostergables con una dosis enorme de ingenuidad que es su manera individual y perversa de renunciar a la responsabilidad por lo que venga. Sea cual fuere, la crisis, como ha repetido hasta el aburrimiento el gobernador Alejandro García Padilla, fue heredada y con ello se declara públicamente su orfandad.

La primera corrupción que corroe a Puerto Rico hasta las entrañas es la constante negación institucional del colonialismo que subordina, reprime y condiciona cualquier acto del gobierno de la Isla. Fue fácil ocultarlo o maquillarlo mientras la pluma del dinero estuviera abierta y fue así como se toleraron violencias que nunca debieron ocurrir. Pienso en la Ley de la mordaza, en el ataque incesante contra Culebra y Vieques, en el discrimen en programas de salud y en la pena de muerte. Para muestra, un botón basta.

Ahora no sólo no habrá pluma abierta ni dádivas para comprar conciencias sino desahucios y reposesiones si es que el Congreso no actúa para aquietar la rapacidad con que los fondos buitre se apropiarán de lo que varios gobiernos voluntariamente le concedieron. Sobre la responsabilidad de estos actos tampoco hay atenuantes. La caja no sumaba hace ya muchísimo tiempo y aun así se apostó lo que no se tenía con las consecuencias que hoy conocemos. Un acto criminal que apenas se manifiesta, a decir verdad.

Cabe señalar que una buena parte del ultraje con que se dilapidaron los bienes del País y se empeñó el patrimonio de las nuevas generaciones se hizo invocando la metáfora de la “gran familia puertorriqueña” como justificación. Al interior de esa misma “familia” se toleraron incontables afrentas cuyo silencio y ocultamiento se entendía como obligado. Pasado el tiempo y con amplio registro del dolor y el sufrimiento en la Isla ¿cómo se puede entender que David Bernier y Ricardo Rosselló Nevares denoten tan poco arrojo para idearse como candidatos fuera del arquetipo manido del buen padre? Serán dos candidatos diferentes pero el código es el mismo: el varón cortés y educado que llama a la calma a la vez que anticipa el ejercicio inminente de la disciplina que será contundente e inevitable. A su lado, una mujer atestigua en silencio sus decisiones como muestra de lealtad y complicidad. Para muestra ¿otro botón?

Cuando se juega la vida de poco sirven los modales, la gentileza o el buen temperamento. El primer acto de valor sería la denuncia frontal de la inequidad sin concesiones. El momento es ahora, que quedan al descubierto las corrupciones que hicieron posible un progreso limitado y relativo. Imaginar otro modo de enfrentar la crisis que no sea la victimización o la pena. Sepultar los ídolos de piedra que lastran voluntades y conciencias con cultos insanos. Despedirse de las soluciones totalizantes y los remedios falsos. Enfrentar que no queda escondite, ni tregua, ni descanso. Asumir el destino propio recuperando la dignidad perdida sin afanes heróicos, en actos cotidianos y sencillos. Pulgada a pulgada, y yarda a yarda. Procurando la consistencia, la claridad. Horizontes llanos.

Solo queda soñar. Pero acaso pido demasiado.

Otras columnas de Pedro Reina Pérez

viernes, 21 de septiembre de 2018

Ruega por nosotros

El profesor Pedro Reina argumenta sobre perversidad del drama que sufre gran parte de la población de la isla a un año de la catástrofe provocada por el huracán María

viernes, 17 de agosto de 2018

El reino de las paradojas

El profesor Pedro Reina presenta un recuento de varias acciones gubernamentales recientes y destaca paradojas en el escenario de la crisis fiscal

💬Ver 0 comentarios