Zoé Laboy Alvarado

Punto de vista

Por Zoé Laboy Alvarado
💬 0

Déjà vu: el chat de Rosselló y ahora Apex

¿Déjà vu? Este fenómeno lo definen como el sentimiento de haber vivido anteriormente la misma situación que se está viviendo en el momento.

Anoche una amiga me hizo llegar copia de los mensajes de texto que se dieron entre dos empresarios con relación a la ya famosa y fallida compra de pruebas para detectar el COVID-19. Los empresarios son Juan Maldonado, abogado y Robert Rodríguez, dueño de Apex, la compañía que el gobierno contrató.

Antes de entrar a los detalles de los mensajes, tengo que reiterar que nuestro sistema de gobierno, en el que cada una de las tres ramas fiscaliza a las otras dos, aunque no perfecto, es el mejor. Ante tanta crítica, inclusive de parte de la gobernadora, a las vistas públicas que se han estado llevando a cabo en la Cámara de Representantes sobre esta transacción, prevalece la realidad de que, de no haberse dado las mismas, ni el pueblo sabría qué fue lo que ocurrió ni habría la posibilidad de que los que actuaron de forma ilegal y contra los intereses del pueblo puertorriqueño paguen las consecuencias. Una vez más, mi agradecimiento a los representantes que pertenecen a la Comisión de Salud.

La información que ha surgido de estas vistas ha sido mucha e importante. Pero ha sido tan decepcionante ver personas pasar por allí y, bajo juramento, faltarle a la verdad, según concluyo. Decepcionante ver “servidores públicos” cuyas acciones reflejan total falta de compromiso con el pueblo al que se supone que sirvan. Para mí, acciones que, como mínimo, constituyen incumplimiento del deber; negligencia al actuar. Pero la verdad es que la determinación de si alguno de esos “servidores públicos” ha cometido conducta procesable está en manos de los foros a los que la Comisión ya ha enviado, y asumo que enviará, referidos.

Por otro lado, a través de esas vistas también hemos visto cómo personas del sector privado “maniobraron” las circunstancias de forma que ellos y sus negocios fueran los beneficiados. Dos problemas que veo con este proceder. Primero, sabemos que en el sector privado los negocios buscan tener ganancias. No hay nada malo en eso. Todo lo contrario; de eso se trata. Sin embargo, utilicé el verbo “maniobrar” porque el problema no es hacer dinero; el problema es hacerlo violando leyes y reglamentos; el problema es pretender no tener que cumplir con requisitos porque “soy el más listo”.

Lo segundo que me preocupa y rechazo de estas acciones, y ahí de vuelta al déjà vu, es que esa ambición de hacer dinero sea tan desmedida que vaya contra los intereses de nuestro pueblo; que cause daño a nuestra gente. De los mensajes de texto que han salido públicos entre los dos empresarios, resalto el de los “demasiados millones para un solo puertorriqueño”. Creo que dicho mensaje refleja complicidad y hasta cinismo. Pero mi mayor rechazo es al comentario de que el “virus fue productivo”. ¿Productivo? Que pregunten a los millones de personas infectadas y a los familiares de los miles de personas fallecidas a través del mundo, incluyendo 2,866 y 125 respectivamente en Puerto Rico. La actitud de desprecio por los demás, la falta de empatía por el dolor ajeno, la avaricia, la falta de valores expresada en estos mensajes me recuerdan que en Puerto Rico ya hemos vivido esto antes y no hace tanto.

La mezcla de empresarios avaros con “servidores públicos” irresponsables es peligrosa y nefasta para Puerto Rico. Algo hay que hacer para erradicarla o, como mínimo, reducir su frecuencia.

Otras columnas de Zoé Laboy Alvarado

lunes, 25 de mayo de 2020

¿Cuál es la base de la reapertura económica?

Zoé Laboy Alvarado señala que la goberandora debe explicar sus criterios para reabrir más la economía a pesar de que los contagios continúan en alza en Puerto Rico

lunes, 18 de mayo de 2020

COVID-19: datos y decisiones de reapertura

Zoé Laboy Alvarado señala que científicos han concluido que la mayor parte de las personas muestra síntomas a los cinco días y los síntomas más fuertes tardan hasta tres semanas en presentarse

jueves, 14 de mayo de 2020

¿Dónde están las ayudas?

El gobierno dijo que las ayudas venían; el dinero está ahí, pero ya las palabras no bastan. Es indignante e inaceptable que, bajo estas circunstancias, aplique el refrán “del dicho al hecho, hay gran trecho”, dice Zoé Laboy

💬Ver 0 comentarios