Silverio Pérez

Punto de vista

Por Silverio Pérez
💬 0

De la calle a la urna

Ha pasado exactamente un mes desde que la tierra comenzó a temblar en el área sur. Muchas cosas han pasado desde entonces. Colapsaron casas y edificios. También colapsó la imagen que había proyectado con relativo éxito la gobernadora Wanda Vázquez. 

La historia se repite. Un desastre natural único seguido por una apabullante incapacidad del gobierno de responder a la emergencia; un pueblo que decide sobrevivir por sí mismo con derroche de empoderamiento y solidaridad ciudadana; el intento del gobierno en el poder de capitalizar políticamente con la tragedia y, de pronto, un secreto que sale a la luz pública y desnuda la insensibilidad y politiquería de los gobernantes. Esa secuencia sucedió cuando el huracán María y se repitió, paso a paso, con los sismos del sur. La única diferencia es el espacio de tiempo. A Ricardo Rosselló le tomó colapsar del 20 de septiembre del 2017 al verano del 2019. A Wanda Vázquez solo un mes. Ambos desastres administrativos ocurrieron bajo el mismo partido político.

¿Qué hacer? 

Lo primero es la solidaridad. Ante la incapacidad de los que fueron electos para servirle al pueblo, la sociedad civil tenemos que asumir la responsabilidad y dar incondicionalmente la ayuda que nuestros hermanos del sur necesitan. Cada uno desde su quehacer. En estos momentos un grupo de artistas y gestores culturales elaboran una magna actividad que asegure la continuidad y efectividad de los servicios sicológicos a las personas afectadas por esta tragedia.

Lo segundo, simultáneo con lo anterior, es tirarse a la calle a denunciar y exigir responsabilidades a los que pretenden hacer capital político de la desgracia. Cada cual desde su particular perspectiva, respetando la diversidad de estrategias y tácticas de los individuos o los grupos en los que se organiza la ciudadanía. Algunos pedirán que Wanda renuncie o que se adelanten las elecciones, otros preferirán concentrarse en exigir la creación de una Comisión Ciudadana Independiente que investigue el escándalo del almacén en Ponce y habrá quienes enfocarán en propuestas que logren que el pueblo, sin dejar de protestar en la calle, enfoque su acción en las urnas. 

Esto último tal vez no apele tanto a la emoción, pero es, dentro del contexto social y político en el que vivimos, la forma más efectiva para darle a los políticos por donde más les duele: por los votos. 

Propongo diez puntos en los que podamos coincidir la mayoría de los que no pertenecemos al corazón del rollo de los dos partidos que se han alternado el poder por los pasados 52 años. 

Uno: fomentar la desafiliación a esos partidos y desalentar el mal llamado voto útil. Dos: exigir una verdadera reforma electoral que democratice los procesos electorales. Tres: que en la legislatura haya representación proporcional a los votos obtenidos. Cuatro: que se permitan las candidaturas coaligadas, esto es, que más de una organización política pueda apoyar a un mismo candidato o candidata a la gobernación. Quinto: que haya una segunda vuelta cuando un candidato o candidata no logra un porciento establecido que denote un consenso mayoritario del electorado. 

Sexto: que haya la posibilidad de revocar el mandato de un gobernante a través de un referéndum. Séptimo: que la corrupción sea verdaderamente castigada y que no haya la posibilidad de que una persona que incurrió en un obvio acto de corrupción, y por cuestiones técnicas sale absuelto, pueda volver a ocupar un puesto electivo y mucho menos a cargo de una Comisión como la de Nombramientos del Senado. Octavo: poner en prioridad la educación como un asunto esencial para el país. Noveno: darle el mismo rango a la salud. Décimo: exigir de una vez y por todas el que los Estados Unidos asuma su responsabilidad política y económica con el país invadido por ellos y se creen mecanismos bilaterales para la liquidación de la deuda y la solución del status político. Serían muchos más los puntos, pero tenemos que enfocarnos y pasar de la calle a la urna, sin abandonar la calle. 

Otras columnas de Silverio Pérez

martes, 25 de febrero de 2020

Puerto Rico de película

La cotidianidad boricua de la que nos creemos ser actores, es en sí misma una película de múltiples géneros, expone Silverio Pérez

martes, 24 de diciembre de 2019

Santa Claus para políticos

Silverio Pérez nos presenta la lista de regalos que quiere para los líderes y políticos del país

💬Ver 0 comentarios