Manuel Martínez Maldonado

Punto de vista

Por Manuel Martínez Maldonado
💬 0

Del sartén al fuego

Puerto Rico se enfrenta a una década nefasta. Aún no hemos curado completamente los estragos de María y confrontamos terremotos y derrumbes, y la pandemia. Esto mientras nos sacuden violentamente con la muy falsa Promesa, que es más bien una condena: una promesa de arrebatarnos lo que nos queda y convertir nuestro país en un apéndice de Florida. 

Mientras ese plan evoluciona todos los días, estamos a la merced de un gobierno en el norte que no le tiene ningún respeto al nuestro, de hecho, piensa que es de naturaleza corrupta. Nada que no sepamos, pero dentro de las posibilidades de rescate, de por lo menos un alivio a los males que padecemos, la actitud del gobierno trompista se añade a las espadas de Damocles que se mecen sobre nuestras cabezas. 

No es solo la corrupción gubernamental, sino que el latrocinio del partido en el poder está inextricablemente unido a su incompetencia. Su incapacidad es tal, que quieren emular las acciones absurdas y descabelladas del presidente norteño con la ilusión de que los indulte y los premie con la anexión. El patetismo de esta fantasía es digno de una tirilla cómica y, cada vez más, el deseo de ser asimilados suena a grito de desespero. 

Sin embargo, hay que estar pendiente a lo que ocurre allá. Hay que orientar a los puertorriqueños que han ido a sufrir su exilio a tierra incierta. ¿Qué otra cosa puede ser si no desespero mudarse a un estado donde las cosas pueden ser peores? La cuarentena, hasta donde podemos confiar en los datos del Departamento de Salud, ha funcionado. En la isla, con 3.2 millones de personas, se han infectado 1,843; han fallecido 99. En Florida, hay más de 36,000 afectados; en Dade County, cuya población es de 2.7 millones, se han infectado 12,775, con 369 muertes. Orlando, con 1.39 millones, tiene 1,438 infectados y 35 muertes. Casi siete veces en Dade y cinco veces (por población) en Orlando más que aquí. 

Aunque la gobernadora y sus asesores pueden felicitarse por el logro, deben tener cautela con tomar acciones precipitadas. Flexibilizar las restricciones puede ser un peligro. Esta semana pasada Alemania y España experimentaron un aumento de los casos mientras intentaban salir de la cuarentena. China se vio obligada a reforzar las regulaciones para luchar contra una “segunda ola”. Alemania ha estado disminuyendo lentamente su cierre después de haberlo hecho mejor que sus vecinos europeos. Pero el país informó que el número de nuevos casos fue aumentando según la semana de apertura transcurría. España tuvo una experiencia parecida. 

Otros países han tenido resultados más positivos. En Austria, los casos nuevos se han mantenido por debajo de 100 durante casi dos semanas desde que reabrieron algunas tiendas no esenciales. Dinamarca, Noruega, la República Checa y Polonia también están viendo signos tentativos de éxito. No debe sorprender que nadie sepa las razones para las diferencias entre un país y otro. Todavía es mucho lo que desconocemos de cómo funciona esta plaga. Pero parece obvio que hay que tener cautela, no vayamos a saltar del sartén al fuego. ¡Hay que seguir la ciencia!

Otras columnas de Manuel Martínez Maldonado

viernes, 22 de mayo de 2020

La epidemia es culpa de otros

Echar culpa es fácil. Responder a tiempo al peligro solo lo hace un gran líder. Lo sabe el mundo entero, escribe Manuel Martínez Maldonado

sábado, 16 de mayo de 2020

A lo escondido: Código Civil y otros asaltos

Nada ha pasado, porque la legislatura es la que investiga la orden de $38 millones. A lo escondido, pero con la obviedad que los caracteriza, no pasará nada, dice Manuel Martínez Maldonado

domingo, 10 de mayo de 2020

La “r” del virus

Interesa saber lo que los epidemiólogos llaman el número de reproducción efectiva o “R”; si ese número es superior a uno, la pandemia se recrudecerá, escribe Manuel Martínez Maldonado

jueves, 30 de abril de 2020

Cómo la cuarentena ayuda a mejorar el ambiente

Además de los efectos beneficiosos sobre el ambiente y el calentamiento global, la baja contaminación atmosférica actual puede ayudar con la pandemia, escribe Manuel Martínez Maldonado

💬Ver 0 comentarios