Silverio Pérez

Punto de vista

Por Silverio Pérez
💬 0

De olvidos y desapegos

El V-19, como ya se le llama al espacio histórico en que una serie de protestas culminó con la renuncia del entonces gobernador Ricardo Rosselló y su precipitada salida de la isla, se nos puede escapar de las manos como fina arena si no cobramos consciencia de los retos colectivos e individuales que reclama esa página de nuestra crónica de país.

La partidocracia, a la que pertenecen muchos políticos de los dos partidos que se han alternado el poder, apuesta al olvido. En esta era cibernética, la cantidad de información que un humano promedio maneja a diario hace que discriminemos contra todo aquello que no nos concierne o requiere mayor esfuerzo de digerir, y nos lleva a enfocarnos en lo inmediato o dramático, y a archivar en las mazmorras del olvido lo otro.

A los políticos tradicionales, los que hacen promesas sin medir costos o consecuencias, los que incurren en corrupción, conflictos de intereses, contradicciones e insultos a la dignidad de los electores que votan por ellos, les ha ido bien apostando al olvido. Por eso llevan tantos años haciendo lo mismo sin mayores consecuencias. Pero la tragedia del huracán María primero, y el chat del grupo íntimo del exgobernador después, le quitaron el velo a un gran sector de nuestro pueblo y lo lanzó a la calle, a la protesta.

Ese propósito que unió en la calle a sectores que van desde la izquierda radical hasta penepés avergonzados con las actuaciones del grupo que una líder feminista bautizó como la Manada Azul, puede caer en el precipicio del olvido o puede cuajar en una acción política con impacto contundente en las elecciones. Para que eso suceda, los sectores contestatarios de esta sociedad, los que no fallamos a una marcha del primero de mayo, los que reclamamos que se audite la deuda y que la Junta de Control Fiscal se vaya, los que exigimos el fin de la colonia, las playas pa’l pueblo, la defensa de nuestro ambiente, la inclusión y los derechos humanos, tenemos un gran reto: la generosidad y el desapego.

Por demasiadas décadas hemos creído, tal vez con razón en algunas instancias, que tenemos la verdad agarrada por el mango, que somos portadores de las tablas de los mandamientos de los grandes principios, y hemos actuado con arrogancia, desdén y desprecio hacia aquellos que no degustan el manjar de nuestra sabiduría. Eso nos ha llevado al sectarismo, al fanatismo y a un purismo que excluye a todo aquel que no pase una especie de prueba de ADN patriótico que alguien con inalcanzables estándares estableció.

En la protesta, sobre todo ese 22 de julio de 2019 inolvidable, la mayoría de los que escuché gritar “Ricky Renuncia” y luego rechazar los intentos golpistas de Tomás Rivera Schatz y el grupo que junto a él se tomó aquella vergonzosa foto en la que también estuvo la comisionada residente -prohibido olvidar-, no pertenecía necesariamente a esa casta del purismo patriótico. Eran jóvenes, hombres y mujeres de distintas edades y perfiles socioeconómicos, que compartían un espacio común con artistas famosos y luchadores de siempre, exigiendo respeto, justicia, transparencia y compromiso.

Construir una unidad que convierta ese espacio común en acción política para transformar el país necesitará grandes dosis de humildad, respeto a la diferencia, desapego a los paradigmas con los que hemos vivido por décadas y el reconocimiento de que las generaciones presentes tienen sus propias verdades, sus propios códigos y principios. Esa nueva generación demostró, sin lugar a dudas, que está dispuesta a caminar hombro con hombro con los que llevamos tanto tiempo haciéndolo, para construir un nuevo país, antes que la erosión física, económica, política y moral, nos lo borre del mapa.

Otras columnas de Silverio Pérez

lunes, 7 de octubre de 2019

Mara sin empatía

Silverio Pérez destaca la falta de empatía de la titular de la Autoridad para el Transporte Marítimo, Mara Pérez, recién relevada de los asuntos vinculados al servicio de lanchas entre las islas municipios y el puerto de Ceiba

lunes, 23 de septiembre de 2019

Pérez Casillas encasillado

Silverio Pérez declara que el exoficial de la Policía fue la cabeza visible del aparato de persecución y violación del derecho a pensar libremente que el estado montó en Puerto Rico

martes, 10 de septiembre de 2019

Estar siempre presentes

Silverio Pérez alude al reto de la paternidad responsable y la necesidad de desligarnos del control de hábitos, emociones y costumbres nocivas que fomenta la economía de consumo en el mundo actual

viernes, 30 de agosto de 2019

¿Quién debe agradecerle a quién?

¿Cuánto se nos debe por las tierras utilizadas para bases militares luego abandonadas? ¿Cuánto por el daño de la decisión de eliminar las empresas 936? ¿Cuánto por usar a nuestras mujeres de conejillos de indias?

💬Ver 0 comentarios