Jorge Farinacci Fernós

Tribuna Invitada

Por Jorge Farinacci Fernós
💬 0

Derechos laborales religiosos

Recientemente se aprobó legislación a los efectos de otorgar acomodo en el trabajo por razones religiosas. En un océano de terribles recortes a los derechos de la clase trabajadora del país, esta medida representa una pequeña isla. ¿Debemos celebrarla?

No nos llamemos al engaño. No se trata del súbito descubrimiento por parte de la Administración Rosselló de la necesidad de proteger a nuestra clase trabajadora. El contenido abiertamente pro-patronal de la mal llamada Reforma Laboral niega esa posibilidad.

Pero a veces las buenas ideas surgen por malas razones. En esta ocasión, la pleitesía a los sectores religiosos fundamentalistas que se han aliado con el Partido Nuevo Progresista. Como defensor del Estado laico, no coincido con las razones que usó la Administración Rosselló para adoptar esta medida. En otro momento discutimos cómo se puede ser cristiano y anti-obrero a la misma vez. Dicho sencillamente: no se puede. Entre las bienaventuranzas y el acto rebelde de sacar a los mercaderes del templo, tenemos que pensar que Jesús estaría hoy en huelga con los estudiantes y se opondría a la Legislación anti-obrera adoptada por el gobierno.

Y es que, históricamente, hay una relación curiosa entre las creencias religiosas y los derechos laborales. Muchos de los días feriados que disfruta la clase trabajadora en Puerto Rico son de naturaleza religiosa. La razón no es inherentemente teológica; también tiene un fuerte componente cultural y folklórico. En nuestro país, muchas actividades familiares y de pueblo coinciden con fechas religiosas: Semana Santa, Navidad, Acción de Gracias. Yo soy un ateo que felizmente celebra la Navidad como parte del quehacer cultural de nuestro país. En las parrandas canto “El Cardenalito” a todo pulmón.

Vivimos en un mundo donde nuestra clase trabajadora trabaja más, pero recibe menos. Pero del lobo, un pelo. A fin de cuentas, con esta legislación, los trabajadores ganan un espacio a sus patronos. Gota a gota se llena el río. Un ejemplo importante de esto son los fines de semana. La mayoría de nosotros descansamos los sábados y domingos. La razón por la que son esos dos días y no martes y miércoles, por ejemplo, es religiosa. Pero la razón por la que la clase trabajadora tiene dos días libres es porque luchó. Por eso cuando decimos Thank God it’s Friday, en verdad queremos decir Thank Unions it’s Friday. La razón es parcialmente religiosa, pero el resultado es una conquista de la clase trabajadora. Celebrémoslo. 

Otras columnas de Jorge Farinacci Fernós

martes, 28 de agosto de 2018

El extremismo de centro en el debate relevante

El licenciado Jorge Farinacci sugiere cautela con las posiciones de centro al debatir y proponer alternativas en asuntos políticos, económicos, sociales o culturales

miércoles, 18 de julio de 2018

Hace cien años en Puerto Rico

El abogado Jorge Farinacci Fernós presenta el Puerto Rico de 100 años, cuestionando si ha sido erradicado en verdad

💬Ver 0 comentarios