José Cruz López

Desde mi perspectiva

Por José Cruz López
💬 0

Desafíos para mejorar la calidad de vida en la vejez

La vejez supone uno de los mayores desafíos en la vida de cualquier ser humano. En estos tiempos, la sociedad en general ha ido evolucionando y aprendiendo cómo cuidarse para tener una mejor calidad de vida. 

Dicha evaluación obedece a varios factores esenciales que esta generación ha adaptado con múltiples beneficios. Algunos son:

• Mejor nutrición

• Mayor actividad física

• Mantenerse activo luego de retirarse

• Fortalecimiento de su sistema inmunológico

• Atención médica constante

• Progreso en educación e información

• La familia como parte del equipo de apoyo

Diversos estudios demuestran que cada vez son más las personas de edad avanzada que tienen una expectativa de vida más elevada y muchos disfrutan de un buen estado de salud. Según estadísticas de la población en Puerto Rico, actualizadas al 2020, hay sobre 900,000 personas de la tercera edad, lo que equivale a casi una tercera parte de la población. La inmensa mayoría de los adultos mayores han sido personas activas, trabajadoras y profesionales que han aportado mucho al país.

La actividad física juega un papel determinante en la calidad de vida de nuestros adultos mayores y es vinculada de forma directa a beneficios tales como:

•Autoestima •Capacidad cognitiva •Capacidad músculo-esqueletal funcional •Salud mental •Autonomía funcional •Capacidad cardiovascular •Sistema respiratorio funcional

Del otro lado, está el sector con un estilo de vida sedentario, el cual es más propenso a desarrollar diversas condiciones de salud, las cuales sin duda comprometen su sistema inmunológico. Algunas son: enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad y afección pulmonar.

Ahora, prácticamente de la noche a la mañana nos encontramos con la pandemia causada por el COVID-19. Y hay un hecho preocupante: los adultos mayores presentan el índice más alto de riesgo a contagiarse, sobre todo, quienes tienen su sistema inmune suprimido. 

Lo que sí tengo muy claro desde mucho antes de esta pandemia es que el sistema inmune tiene tendencia a debilitarse cuando vamos entrando en edad. Por tal razón, “Desde mi Perspectiva” les presento algunos desafíos para mejorar o mantener la calidad de vida en la vejez.

Desafío individual: es importante cuidarse a sí mismo, el autocuidado es esencial para la salud de cada individuo. Es fundamental tomar responsabilidad en cuanto a adaptar hábitos de nutrición saludable, actividad física adecuada, mantener y fomentar relaciones sociales y distanciarse del alcohol y del tabaco. El estilo de vida individual definirá la vejez de cada individuo. Como sociedad debemos promover el envejecimiento activo y funcional en las actividades del diario vivir.

Desafío social: la población de personas de la tercera edad sobrepasa el número de niños y adolescentes en el país. Un gran número de ellos pretenden sentirse útiles ante la sociedad. Cada uno merece una vejez con derechos, vivienda, atención, cuidados de salud, y dignidad.

Desafío global: la gran mayoría de los adultos mayores sobrevive más allá de los 65 años; la cifra de adultos mayores incrementará en los próximos 10 años, cuando se espera que aumente hasta aproximadamente un 20%.

Desafío laboral: uno de los retos de mayor envergadura es cuando llega la jubilación y se deja de hacer lo que por muchos años fue su ritmo de vida. En ocasiones, la libertad laboral pudo verse detenida por alguna afección o enfermedad respiratoria. 

En Puerto Rico los adultos mayores lo han visto prácticamente todo. La evolución de sus hijos y nietos, cambios climáticos, huracanes, terremotos y hoy observan desde sus hogares la pandemia más impresionante en términos de esparcimiento en el mundo. 

En medio de la tempestad actual, los exhorto, tanto a los que viven de manera independiente —como abuelo Pepe, quien a sus 102 años se mantiene funcional en sus actividades del diario vivir— como a los que requieren de asistencia familiar o de profesionales de la salud, a seguir viviendo sus días al máximo como lo merecen, ya que son de mucha valía para Puerto Rico. A ustedes mis viejos, todo mi respeto y admiración en estos tiempos de reto.

(El autor es fisiólogo del ejercicio y posee un centro de desarrollo y capacitación. Puede ser contactado al correo electrónico: [email protected]).

Otras columnas de José Cruz López

sábado, 6 de junio de 2020

Salud antes y después del COVID-19

En este momento, las preguntas deben ser: ¿dónde se encontraba mi sistema antes de la llegada del COVID-19? ¿Dónde estaré al pasar esta pandemia?, plantea José Cruz López

sábado, 30 de mayo de 2020

A mover el esqueleto durante la pandemia

En la nueva realidad de la pandemia, toman relevancia tres preguntas en torno al deporte y la actividad física: ¿cómo? ¿cuándo? y ¿dónde?, dice José Cruz López

sábado, 16 de mayo de 2020

COVID-19 y el peligro de sus secuelas fisiológicas

Todavía hay muchas cosas que desconocemos acerca de este novel virus. Lo que sí está claro es que puede tener efectos adversos en todo nuestro organismo, escribe José Cruz López

💬Ver 0 comentarios