Roberto Prats

Punto de vista

Por Roberto Prats
💬 0

Descifrando a Bloomberg y su apoyo a la estadidad

El exalcalde Michael Bloomberg cae bien y me alegró su incursión en esta campaña primarista del Partido Demócrata. Su entrada a esta contienda levanta posiblemente los mejores contrastes con el opositor, Donald Trump. Es su némesis. 

Esta semana Bloomberg tomó a muchos por sorpresa cuando hizo un anuncio de apoyo puntual a favor de la estadidad la Isla. La propensión de Bloomberg de ignorar el ala estadolibrista y el maridaje con el bando estadista tiene una explicación sencilla - el estado de Florida. La norma en política presidencial es que para llegar a la Casa Blanca hay que ganar el estado de la Florida. Para ganar Florida se tiene que movilizar a gran escala el voto hispano. Pero movilizar el voto hispano requiere movilizar el grupo hispano más grande en la Florida- los puertorriqueños. Sabemos que la mayoría de los puertorriqueños que viven en el estado de Florida apoyan la estadidad. Así funciona esa demografía electoral en una campaña presidencial.

Ganar el estado de Florida es como pegarse con el “poolpote” en el Hipódromo. En la mesa de ajedrez de elecciones presidenciales, Florida es el rey. Eso es así debido a las reglas de cómo funciona el proceso electoral norteamericano, en donde al Presidente no lo elige el pueblo sino que lo elige un Colegio Electoral. 

Cada estado controla las reglas de su Colegio Electoral y cada estado tiene el número de electores en el Colegio Electoral que corresponde al número de miembros en el Congreso. Florida tiene 29 electores en el Colegio Electoral. Bajo las reglas de la Florida, si un candidato presidencial gana por un solo voto el día de las elecciones, tiene el 100% del voto de los electores del Colegio Electoral. O sea, los 29. Allí las elecciones se ganan o pierden por décimas de porciento. Esa regla floridiana le ganó la presidencia a George Bush hijo aun cuando el vicepresidente Al Gore sacó más votos que Bush en los Estados Unidos.

Pero pongamos esto en el contexto de las primarias presidenciales demócratas, que empiezan en Iowa el próximo lunes. Las de Florida son el 17 de marzo y las de Puerto Rico tan solo 12 días después, el 29 de marzo. 

En Florida se juegan 248 delegados para la Convención Nominadora y en Puerto Rico se escogen solo 59 delegados. La cercanía de ambas primarias no es una casualidad y Bloomberg sabe que para mejorar sus probabilidades en Florida, tiene que abrir una puerta ancha con los electores puertorriqueños que dominan Kissimmee, Orlando, Tampa y Daytona. 

Una victoria en Florida es más importante que una derrota en Puerto Rico. Según la última encuesta de Florida Atlantic University, Bloomberg está rezagado y obtendría solo un 7% del voto de los floridianos, lo que no le ganaría ningún delegado a la Convención. De ahí la riesgosa movida semi-furtiva de casarse con el bando estadista. 

Bloomberg ha comenzado a invertir grandes cantidades de dinero en anuncios en televisión y radio en la Isla. Su billonaria fortuna le permitirá superar en gastos de campaña a todos los demás competidores en la primaria demócrata. Pero la movida de Puerto Rico no le saldrá bien en la primaria local. Los estadistas se han dividido entre Biden y Bloomberg, los populares con Biden, los libre-asociacionistas e independentistas con Sanders y algunos con Warren. En esa ecuación, Biden ha ganado la mayoría de los populares demócratas y gran parte de los estadistas. En la suma electoral, Biden debe ganar Puerto Rico. En la aritmética de Bloomberg, Florida es su meta.

Lea: Un nuevo futuro para Puerto Rico por Mike Bloomberg.


Otras columnas de Roberto Prats

jueves, 5 de marzo de 2020

El “efecto Biden” y Puerto Rico

Las encuestas predecían la inminente caída de Joe Biden hasta que llegó el Supermartes y todo cambió. Algo así espero ocurra en Puerto Rico con la candidatura de Eduardo Bhatia, dice Roberto Prats

martes, 3 de marzo de 2020

El cuatrienio perdido

Hemos vivido una tormenta perfecta y el país quiere salir de este atolladero lo más pronto posible, plantea Roberto Prats

domingo, 1 de marzo de 2020

El brinco de Joe Biden

La contienda demócrata que empezó con 22 candidatos ahora parece estar cerrándose entre dos, Bernie Sandersy Joe Biden, opina el licenciado Roberto Prats

💬Ver 0 comentarios