Silverio Pérez

Tribuna Invitada

Por Silverio Pérez
💬 0

¡Descolonización inmediata!

Caí sentado en la cama, miré el reloj y sí, era ya el 12 de junio de 2017, el día después de la celebración del Plebiscito para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico. Antes de hacerme de ilusiones, busqué en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española la definición de “inmediata” y decía que se refiere a algo “que sucede enseguida, sin tardanza”. Eso me preocupó. Yo estaba en un hotel en Santiago de Compostela, con los tres grupos que acababan de hacer el Camino de Santiago, pero no quería perderme ese momento histórico de ver cómo éramos la primera colonia que de un momento a otro, enseguida, sin tardanza, dejaba de serlo.

Llamé a mis amistades y familiares para que me contaran cómo se sentía el país un día después de comenzar el proceso inmediato de descolonización. “Aquí los changos prietos no se han convertido en palomas blancas, las carreteras siguen teniendo más huecos que en la Luna, los líderes legislativos del Partido Nuevo Progresista (PNP) aún no hablan inglés, y en Washington no dan señales de haberse enterado de que en Puerto Rico hubo un plebiscito en el que ganó la opción de la estadidad”, me dijo uno, con mal disimulada ironía. Entonces me envió decenas de memes que se burlaban del antes y después de la estadidad. Mala señal. Cuando el pueblo convierte un asunto en chacota, la cosa se chavó, por no usar el adjetivo que le corresponde.

No me conformé con la respuesta del amigo cínico y llamé a una persona que conocí en Washington cuando fui a presentar el libro “La vitrina rota”. Es una puertorriqueña bien conectada con las altas esferas de poder. Asesoró a George Bush y sobrevivió el cambio a Barack Obama. “¿Qué reacción ha habido en Washington ante el resultado del Plebiscito?”, pregunté con cierta ingenuidad. “Muchacho, esto aquí se ha paralizado. El presidente Trump suspendió todas las actividades en Casa Blanca y se encerró en un salón a esperar los resultados junto a sus principales ayudantes, su yerno Jared Kushner, Reince Priebus, expresidente del Comité Nacional Republicano, y Stephen Bannon, un exejecutivo del periódico de ultra derecha Breitbart News. El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, entraba y salía de la habitación, nervioso, esperando respuestas del presidente para los periodistas que ya empezaban a arremolinarse en la Sala de Prensa donde también se estaban proyectando los resultados, colegio por colegio, de la esperada consulta. Por su parte el Senado detuvo por el momento la investigación de la intervención rusa en las pasadas elecciones estadounidense para prepararse para la llegada de los representantes boricuas que van a ejecutar el Plan Frenesí”, contestó evitando una carcajada.

“Chica, esto es serio”, repliqué un poco molesto, pues ya me estaba creyendo lo que ella estaba contando. “Mire, mi hermano”, dijo entonces en un cambio de tono, “si aquí no se tomó en serio lo del 2012, conlo apabullante que fue el rechazo a la colonia, menos van a tomar en serio un plebiscito amañado para producir un resultado artificial a favor de la estadidad, donde hasta una ley se aprobó para evitar el cuadre entre firmas y papeletas, o sea, la legalización del vaciado de listas, y donde solo votó el 23% de los electores hábiles. Más o menos con ese mismo por ciento de participación el Senado PNP no le hizo caso a la victoria de la Unicameralidad. Si a Washington le hubiese interesado el Plebiscito, lo hubiese avalado, y en el Departamento de Justicia le dieron largas al asunto para no hacerlo. Con todo lo que se está discutiendo en Washington, primero llueve pa arriba antes de que le hagan caso al sainete del domingo pasado”.

Enganché sin decir palabra y me puse a leer algunos estudios sobre la descolonización de los pueblos. Es un asunto que no se resuelve de forma inmediata, y menos, amañada. ¡Ayúdanos, Santiago Apóstol!

Otras columnas de Silverio Pérez

martes, 14 de agosto de 2018

Nos falta voluntad de pueblo

Silverio Pérez alude a la falta de voluntad política para procurar un cambio ante la situación que propician duras determinaciones de la Junta de Supervisión Fiscal

martes, 24 de julio de 2018

El trumputismo

El escritor Silverio Pérez indica que otro ismo une el trumputismo: el narcisismo aderezado con la megalomanía

💬Ver 0 comentarios