Francisco J. Reyes-Santiago

Punto de Vista

Por Francisco J. Reyes-Santiago
💬 0

Desórdenes de comunicación en tiempos de COVID-19

En 2020, diversas situaciones han sorprendido a nuestra querida patria. Enero parecía interminable con sus eventos sísmicos, febrero con su peculiar día 29, y marzo impuso un evento desconocido que nos cambió la vida para siempre. 

Sí, el COVID-19, declarado pandemia, hasta en nuestro léxico quedó adoptado para uso diario. Indudablemente la situación modificó nuestras rutinas, la manera de vestir, pensar, hábitos de sueño, alimentación, entre otros. Sin duda impactó nuestra comunicación. 

Comenzó abril, y sin tener otro remedio, fuimos obligados a convertimos en peritos de plataformas virtuales para poder comunicarnos con nuestras familias, amistades, maestros, profesores, patronos y empleados. Entonces, imagine que su conexión de internet constantemente falle y no logre comunicarse efectivamente, ¿sería complicado no? Ahora, imagine si le falla su sentido de audición… 

¿Sabía que la pérdida auditiva es el desorden de la comunicación más común en adultos? Afecta a uno de cada tres individuos adultos entre las edades de 65 a 74 años, y el 50% de los adultos de 75 años en adelante mundialmente (NIDCD, 2019). 

En Puerto Rico, de tres a seis de cada 1,000 niños nacidos son diagnosticados con pérdida auditiva significativa, y su prevalencia aumenta con la edad (PCANU, 2017). Es importante enfatizar que la pérdida de audición se posiciona como la tercera causa crónica más común de problemas de salud en Estados Unidos (CDC, 2016; AAA, 2020). 

Por esta razón, la Asociación Americana de Habla-Lenguaje y Audición (ASHA, por sus siglas en inglés), que anualmente conmemora mayo como el Mes de la Audición y el Habla (BHSM, por sus siglas en inglés), celebra este año una campaña de concienciación sobre el manejo de desórdenes de la comunicación de cara al COVID-19. Para promover esta campaña, encontrará a continuación varios consejos que propician la comunicación efectiva mediante el uso de la tecnología de vídeo-conferencia.

- Notifique si experimenta problemas para escuchar o pérdida auditiva tan pronto se integre a la conferencia virtual, o cuando estén presente todos los participantes. 

- Solicite que las personas hablen despacio, con su cámara encendida y utilizando un ambiente iluminado; esto facilitará la lectura labial. 

- Si no entendió algo notifíquelo inmediatamente a los participantes. 

- Utilice la opción de mensajería integrada en el salón virtual para aclarar dudas. 

- Solicite un descanso breve en conferencias que excedan 60 minutos, esto evitará fatiga auditiva. 

- Realice la reunión en un ambiente libre de ruidos externos, de igual manera, solicite lo mismo a los demás participantes. 

- Es recomendable que el emisor o hablante sea el único participante con su micrófono encendido mientras los demás escuchan. 

- Si cuenta con auriculares personales no dude en utilizarlos,especialmente si contienen la opción de cancelación de ruido. 

- Si utiliza audífonos para pérdidas auditivas, explore la opción con su audiólogo de conectarlos directamente a su computadora.

No dude en comunicarse con un audiólogo o patólogo del Habla-Lenguaje de la comunidad para explorar las múltiples opciones que existen para asistirle si enfrenta retos o problemas en la comunicación.

Otras columnas de Francisco J. Reyes-Santiago

jueves, 14 de mayo de 2020

Se llaman Sordos y las limitaciones se las impones tú

El error es que pretendemos que la Comunidad Sorda se adapte a nuestra cultura. ¿Por qué no podemos nosotros hacer el esfuerzo de adaptarnos a la suya?, dice Francisco J. Reyes Santiago

💬Ver 0 comentarios