Carlos Dalmau Ramírez

Tribuna Invitada

Por Carlos Dalmau Ramírez
💬 0

Despedir a Bush en tiempos de Trump

Ha muerto George H. W. Bush, el presidente número 41 de los Estados Unidos.  Su muerte trae de golpe un sentimiento de pérdida en el pueblo americano.  Ese sentimiento no es sólo la tristeza de perder a un viejo presidente que le sirvió bien a su país, en los finales de la guerra fría.  Es más que eso.  Es el vértigo de constatar la profunda crisis, interna y externa, que vive los Estados Unidos en tiempos de Trump.   Pocas cosas reflejan mejor esta crisis que el contraste entre estos dos presidente republicanos, George Bush Sr. y Donald Trump. 

Bush Sr. llegó a la presidencia en 1989 con una hoja de servicio impecable, luego de ocupar las más altas posiciones del gobierno.  Entre otras cosas, sirvió con distinción como embajador de los Estados Unidos en la ONU, director de la CIA, y vice-presidente del entonces Presidente Ronald Reagan.  Trump, por su parte, llega con una hoja de servicio en blanco.  Nunca en la historia de los Estados Unidos se había elegido a un presidente sin haber ocupado cargo público alguno a nivel federal, estatal o militar.  

Trump no solo carecía de toda experiencia pública sino que demostró, desde el principio, su desdén por el estudio riguroso de temas, tanto en el plano doméstico como en el plano internacional.   Y esto se ha manifestado en su presidencia.  Por mencionar una fuente, el libro de Bob Woodward, Fear, documenta el caos, la improvisación y la paranoia que imperan en la Casa Blanca de Trump.

Como presidente, Bush Sr. manejó con rigor, pericia y moderación turbulentos momentos de crisis internacional.   Destaca históricamente su papel como líder occidental durante la caída del bloque soviético y el fin de la Guerra Fría.   No pasa desapercibida la ironía.  Bush 41 presidió con magnanimidad la caída del infame Muro de Berlín y el comienzo de un nuevo orden global de apertura comercial y resurgir democrático.  Mientras, Trump preside rompiendo tratados de libre comercio, cortando la cooperación, renegando de viejos aliados y con la monomanía de construir el muro de México.  

Ante Trump, la figura de Bush se engrandece y aparece como un colosal hombre de estado. Bush Sr. ejerció el poder de la presidencia con moderación, cortesía, pericia, rigor intelectual y, sobre todo, probidad moral.   Es en este último aspecto, en el carácter, que tal vez se evidencia el mayor contraste.  El expresidente George W. Bush recuerda a su padre como un “hombre del más elevado carácter.”  Hombre leal, padre de familia, buscó ejemplificar los mejores valores de los Estados Unidos y, de algún modo, ser ejemplo para otras democracias del mundo.  

Para Trump, los valores morales y la instituciones democráticas son signos de debilidad.  Por ello, su declarada admiración por los hombres fuertes del mundo, desde Vladimir Putin hasta Kim Jon Un. 

El Presidente Bush Sr. expresó su preferencia por la estadidad para Puerto Rico.  Sin embargo, nunca actuó para imponerla en contra de la voluntad del pueblo de Puerto Rico.   De 1989 a 1991, se llevó a cabo el proceso de status más completo e inclusivo que el Congreso haya conducido en los pasados 30 años. Lamentablemente, aquel proyecto de auto-determinación, en el que participaron todos los partidos, no llegó al escritorio del presidente. 

En su inauguración en 1989, el presidente Bush dijo que la identidad americana, para ser leal a sí misma, tiene que estar enraizada en un alto principio moral.  Hoy hay muchas razones para extrañar aquellos tiempos en que el presidente se sabía conducir como un jefe de estado,  como una persona honorable, como un hombre decente.


Otras columnas de Carlos Dalmau Ramírez

jueves, 6 de diciembre de 2018

Lin-Manuel, Hamilton y el saldo de Promesa

Carlos Dalmau Ramírez declara que la mayoría demócrata en la Cámara federal debe propiciar el despegue económico, el verdadero recorte de la deuda, poner en cintura a la Junta y encaminar su salida

sábado, 1 de diciembre de 2018

Despedir a Bush en tiempos de Trump

Carlos Dalmau reflexiona sobre la partida del presidente número 41 bajo el liderato del actual líder de Estados Unidos

💬Ver 0 comentarios