Gazir Sued

Buscapié

Por Gazir Sued
💬 0

Despotricar contra la huelga UPR es cobarde

Despotricar contra la huelga estudiantil es, tal vez, de los actos más viles y cobardes que modelan nuestra condición de época...

Quizás no deba reprocharse de manera tajante a quienes por ignorancia juzgan y recriminan injustamente a los estudiantes. Pero la ignorancia es madre de prejuicios y miedos irracionales; y la maldad consentida es su más mimado engendro.

Visto desde una perspectiva psico-política, esta realidad está ligada al síndrome del colonizado. Así, quienes padecen deficiencias de entendimiento no solo reaccionan con hostilidad y desprecio hacia la huelga estudiantil. También favorecen la privación de derechos a la ciudadanía trabajadora, la criminalización de las protestas y la demonización de sus manifestantes.

Las actitudes de complicidad servil e irreflexiva con el poderío despótico de la Junta de Control Fiscal y con la política de austeridad del Gobierno insular, también son indicadores de trastornos psicológicos en sujetos colonizados.

Este cuadro de psicopatologías coloniales corrompe la psiquis humana y obstruye las posibilidades de coexistencia colectiva en el marco de los valores de justicia social y libertades civiles que deberían imperar en las sociedades democráticas.

Modalidades precisas de egoísmo, de avaricia y vanidad, son sintomáticas de la condición mental del colonizado. En su dimensión política, se materializan en la insensibilidad ante las injusticias; en la indiferencia ante los males que afectan el bien común; y en la incapacidad de practicar la solidaridad y la empatía. Lo colonial, en este sentido, está estrechamente ligado a una ideología capitalista tan inhumana como deshumanizante…

Ignorar el contexto histórico en que se origina la huelga estudiantil, y tratar de invisibilizar, trivializar y desvirtuar el sentido y pertinencia de sus causas y objetivos, nada abona al porvenir de Puerto Rico. Mucho menos quienes por privilegios y comodidades personales, es decir, por vileza, truenan contra ella aun a sabiendas de su legitimidad y justeza.

El futuro no está escrito. Será lo que hagamos y lo que dejemos de hacer. Es tiempo de intentos. Con los estudiantes, hagámoslos valer…

Otras columnas de Gazir Sued

viernes, 14 de diciembre de 2018

De picos y espuelas

Gazir Sued argumenta sobre las peleas de gallos y el carácter beligerante de la cultura.

sábado, 17 de noviembre de 2018

Puntos suspensivos

El profesor Gazir Sued reflexiona sobre la contradicción de que se reconozca el derecho humano a la libertad de pensamiento, pero no la libertad de expresar lo pensado

💬Ver 0 comentarios