Emilio Pantojas García

Tribuna Invitada

Por Emilio Pantojas García
💬 0

Después de María: la batalla por su significado

Es curioso que el documental “Caminando hacia nosotros” salga justo después de “After Maria”. Me pregunto si hay alguna relación, por qué ahora y no en el segundo aniversario del huracán en septiembre.

En todo caso, a primera vista, este documental parece una respuesta tardía a la campaña del gobierno central de que en San Juan no hubo respuesta inmediata adecuada, ni se recogieron escombros después del huracán. El texto implícito es dual, no solo hubo una respuesta rápida y efectiva en San Juan, sino que fue más rápida y extensiva que la del Centro de Operaciones de emergencia del gobierno y de FEMA, el cual fue llamado por la prensa el “COE Enterteinment Center”, satirizando su inefectividad.

El documental deja claro que el Estado no estaba preparado y que fueron las organizaciones de base comunitaria y la población en su carácter individual la que llenaron el vacío institucional. María llega en medio de una crisis de gobernanza, en la que las instituciones gubernamentales y sociales estaban severamente debilitadas. El vació fue llenado por iglesias, sindicatos, organizaciones no gubernamentales locales e internacionales, así como por la iniciativa individual de personalidades artísticas y políticas de una diáspora “reeditada”. Una diáspora de tercera y cuarta generación que ocupa posiciones institucionales, corporativas y gubernamentales de mando y que utilizó sus influencias y accesos para movilizar recursos importantes para el proceso de rescate. Una diáspora que, sobre esa gesta, reclama ahora injerencia en los procesos políticos de la isla.

Lo que no dice ni este, ni ningún otro documental o narrativa, es que el impacto de María fue diferente para los distintos sectores sociales. Los pobres, los sectores rurales marginados, los envejecientes dependientes de servicios de salud especializados y las clases trabajadoras empobrecidas (los llamados más vulnerables) sintieron el golpe con más dureza que las clases medias altas y los adinerados. Estos últimos habitaban en casas seguras de concreto con ventanas resistentes a huracanes categoría 5. Tenían generadores eléctricos y cisternas, así como alacenas con provisiones para varias semanas. Y cuando se extendió la crisis, estos sectores aventajados, se fueron de “vacaciones” a hogares de familiares en Estados Unidos. Los huracanes Irma y María no afectaron a todos por igual: el impacto no fue el mismo en Levittown que en Los Paseos. La energía fue restaurada primero en Encantada que en el barrio Quebrada Negritos de Trujillo Alto.

Uno de los comentarios de “YouTube” olfatea objetivos ulteriores más mezquinos: “Como residente de San Juan que no vi ni una botellita de agua de esas puedo decir que esto me parece un documental para apoyar la candidatura a la gobernación de la alcaldesa porque todo se refiere a ella y a San Juan. Es lamentable que se utilice el dolor de un pueblo para esto. Y la política a mí no me interesa… Pero, la gente por ser una situación sensible se dejan pasar la mano y apoyan, sobre todo los que no son residentes de este pueblo que aún da tristeza”.



Otras columnas de Emilio Pantojas García

jueves, 8 de agosto de 2019

La crisis continúa

Ahora las preguntas son hacia dónde vamos, qué hacemos. La crisis de legitimidad no está resuelta, según el sociólogo Emilio Pantojas

lunes, 29 de julio de 2019

En Puerto Rico, esto no ha terminado

Emilio Pantojas García declara que la contracción económica continúa sin expectativa de cambio, mientras que la institucionalidad jurídico-política colapsa

martes, 23 de julio de 2019

Puerto Rico: la tormenta perfecta

Emilio Pantojas García señala que, por tres décadas, los puertorriqueños presenciaron impotentes el latrocinio desparpajado de la clase política

💬Ver 0 comentarios